1
2
3
4
5

OPEN DE AUSTRALIA

Alcaraz roza una remontada histórica ante Berrettini

El murciano perdía por dos sets a cero, 4-3 y 0-30 en el tercero, y llegó al desempate del quinto en una Rod Laver Arena entregada. El italiano, ante Carreño en octavos.

Melbourne
0

“Es increíble, con su edad yo creo que ni tenía puntos ATP. Tiene un gran potencial. Le felicito”, Esas fueron las primeras palabras de Matteo Berrettini después de vencer a Carlos Alcaraz en la tercera ronda del Open de Australia (6-2, 7-6 (3), 4-6, 2-6 y 7-6 (5) en 4h10), en un partido que dominaba claramente y que estuvo a punto de escapársele de no ser por el gran desempate que jugó en el quinto set. El murciano de 18 años perdía por dos mangas a cero, 4-3 y 0-30 en la tercera, y a fuerza de fe, corazón y garra llegó a ese postrero tie-break que tuvo un final feo para él, una doble falta que no desmereció lo que hizo en una Rod Laver Arena entregada que coreó su nombre en repetidas ocasiones. Charly rozó una gesta que le hubiera aportado nuevas marcas de precocidad, pero dejó la sensación de que será muy grande en una de las pistas de tenis más importantes del planeta.

El detallazo de Alcaraz con Berretini

Berrettini, que se enfrentará en octavos (llega por segundo curso consecutivo) a otro español y también díscipulo de la Academia Equelite, Pablo Carreño, se tomó la revancha de la derrota que Alcaraz le había infligido hace unos meses en Viena y lo hizo en lugar y día señalados. Hablamos de un finalista de Wimbledon, semifinalista del US Open y cuartofinalista de Roland Garros que a sus 25 años es el número siete del mundo y que posee un saque temible y una de las mejores derechas del circuito, de las que más aceleración producen. Delante de todo eso se plantó Carlos y en lugar de darse por vencido cuando su oponente le sacaba una ventaja sideral, se fue a por él sin complejos, comenzó a restar cada vez mejor y atacarle con valentía, al límite y en busca de la líneas. No completó la remontada por pequeños detalles, por algunos errores que le lastraron en momentos puntuales.

Lo cierto es que pese a lo abultado del marcador del primer parcial, ese 6-2, Alcaraz había tenido cinco oportunidades de quiebre en los dos primeros servicios del romano. Se le escaparon y desde ahí encajó un parcial de 7-0 difícil de revertir. Aun así, fue capaz de forzar el desempate en el segundo set. Lo perdió y en las dos siguientes mangas elevó su juego, minimizó los errores y levantó a los espectadores de sus asientos con un montón de golpes ganadores (acabó con 51, 12 de ellos de saque directo, por encima de los 10 de su rival).

Historia para Italia

Berrettini, que tuvo un tropezón peligroso al principio del último parcial (se torció el tobillo izquierdo), mantuvo la calma, se rehízo y peleó con bravura tras desperdiciar un match-point con 6-5 para convertirse en el tercer italiano que alcanza ocho veces la ronda de 16 en majors, después de Adriano Panatta y Fabio Fognini. Alcaraz hizo cosas asombrosas que le anuncian como un tenista gigante para los próximos años.

Cuadro masculino del Open de Australia.