COPA DAVIS | FINALES

Carlos Alcaraz da positivo por COVID y no podrá jugar la Davis

El murciano lo anunció en Instagram. El resto del equipo, que estuvo parte del día aislado en su hotel, da negativo y podrá continuar. Le suple Pedro Martínez (60º).

Madrid
0
MADRID, SPAIN - NOVEMBER 24: Davis Cup by Rakuten Madrid Finals 2021 at Madrid Arena on November 24, 2021 in Madrid, Spain. (Photo by Manuel Queimadelos / Quality Sport Images / Kosmos Tennis)
Kosmos Tennis

Un terremoto sacudió las finales de Copa Davis. España, antes de debutar este viernes ante Ecuador (16:00 horas, Vamos) fue golpeada hoy por la COVID-19. Carlos Alcaraz, la gran esperanza de los defensores del título, dio positivo por coronavirus y no podrá luchar por la Ensaladera en el Madrid Arena. Un nuevo tropiezo que se sumó a la baja de Roberto Bautista (19º) por una lesión abdominal el martes, que ya fue sustituido por Albert Ramos en un equipo que completan Pablo Carreño, Feliciano López y Marcel Granollers.

El murciano de 18 años, era el clavo ardiendo de la Selección después de un curso en el que ha explotado: 32º del mundo tras comenzar 141º, estrenó su palmarés en Umag (Croacia), llegó a cuartos de final del US Open donde se retiró lesionado, alzó el Masters NextGen y su debut en la competición por países iba a suponer el colofón. Sin Rafa Nadal, él era la luz de España.

Alcaraz se encontró “raro”, en palabras de Miguel Díaz, presidente de la Federación Española, por la mañana. El murciano se sometió a un test, que dio positivo y se procedió a aislarle. Una segunda prueba reconfirmó la enfermedad y todo el equipo fue confinado en su hotel de concentración para someterse a PCR. A las 21:00 horas se descartaron más positivos. Toda la expedición española está vacunada (también Alcaraz), por lo que no tendrán que aislarse diez días como establece el protocolo por contacto directo y podrán seguir en competición.

Fue el mismo Alcaraz, a través de Instagram, el que reveló la infección. “He dado positivo en COVID-19, lo cual me impedirá jugar la Davis que me hacía tanta ilusión”, escribió casi al tiempo que la organización y la Federación Española (RFET) anunciaban el descubrimiento de un caso de “un miembro de la Selección española”.

Alcaraz contó que el sábado, al llegar a Madrid, se hizo “una PCR que dio negativa y cada dos días test de antígenos, todos negativos”. “Me hacía muchísima ilusión poder jugar y representar a mi país aquí en Madrid delante de mi gente, pero a veces las cosas no suceden como uno quiere y hay que sobreponerse. Es un palo muy duro, pero habrá que levantarse ante esta situación y salir reforzado”. El jugador, tras ganar el 14 de noviembre en Milán el Masters NextGen, retornó unos días a su casa de El Palmar (Murcia).

Sergi Bruguera se apresuró a llamar al valenciano Pedro Martínez Portero (24 años y 60º del ranking), que inmediatamente viajó hacia Madrid. La Federación Internacional de Tenis (ITF) permite hasta tres cambios en el equipo por casos de COVID. “Iba a ser el debut de Alcaraz, estaba muy ilusionado y el público también con él. Es una auténtica fatalidad. Parece que estamos gafados”, se lamentó el presidente de la RFET. Reclutar a más jugadores es difícil. Alejandro Davidovich (22 años y 50º), por ejemplo, está lejos de España de vacaciones.

Además, el reglamento de la ITF (artículo 37.1.3.1 del código) no permite que Alcaraz pueda reengancharse si da negativo en los próximos días: “Al jugador o jugadores sustituidos no se les permitirá jugar en ningún partido posterior en la semana de la fase final”.

Nadal, que se recupera de una lesión en su pie izquierdo, había comentado días antes que Alcaraz aportaría “energía” al equipo. Nada más conocerse la noticia del positivo, se apresuró a enviar ánimos al equipo. “Lo más importante es la salud”, recordó el balear.

La ITF estableció un protocolo estricto contra la COVID en las tres sedes (Madrid, Turín e Innsbruck, donde se juega a puerta cerrada). Los tenistas y todo el equipo que les rodea viven en modo burbuja. Un golpe para España y un golpe para la competición.