1
2
3
4
5

NEXTGEN ATP FINALS

Carlos Alcaraz es el mejor finalista de las NextGen

El murciano alcanza la final invicto y con un solo set perdido, algo que no había logrado nadie en las tres anteriores ediciones. Se enfrenta este sábado (21:00, MD1) a Korda.

Milán
0

Con una superioridad pasmosa, un comportamiento ejemplar en la pista y un día excelso con el saque, Carlos Alcaraz se convirtió este viernes en el mejor finalista de la aún corta historia de las NextGen ATP Finals. El murciano de 18 años le dio un buen repaso al argentino de 20 y 111º del mundo, Sebastián Báez (4-2, 4-1 y 4-2 en 62 minutos), y llega al partido por el título invicto y con un solo set perdido en cuatro partidos, algo que no había logrado nadie en las tres anteriores ediciones. Este sábado (21:00, Movistar Deportes 1) tratará de poner la guinda con el título de campeón que conquistaron en su momento Hyeon Chung (2017), Stefanos Tsitsipas (2018) y Jannik Sinner (2019). Enfrente estará el estadounidense Sebastian Korda, que pudo con su compatriota Brandon Nakashima.

“Ha sido un partido realmente bueno por mi parte. He estado muy agresivo ante un rival que había jugado a un muy buen nivel toda la semana”, dijo Carlos, resaltando precisamente una de las cualidades por las que destaca, la intensidad con la que juega en todo momento, fundamental en el formato de tenis rápido de esta competición futurista. “Si pierdo un punto que sea porque he ido a por él”, añadió. Así es él. Un torbellino inasequible ahora mismo para casi cualquier jugador de su rango de edad.

Lo sufrió Báez, que jugaba su primer torneo de categoría ATP en un cuadro principal sobre pista dura. Y eso se notó. El español tiene más experiencia, dentro de que está en los albores de su carrera. En la grada, unos aficionados anticipaban su posible porvenir con una bandera de España en la que se leía, ‘Alcaraz es leyenda’.

Un martillo en su brazo

Hablábamos en las primeras líneas del servicio de Carlos. Y había que hacerlo porque sólo perdió cinco puntos en sus turnos y tres se le escaparon en el penúltimo juego del tercer set. En ese momento, contra un peligroso 15-40, afinó de nuevo la puntería y ganó tres tantos seguidos, el decisivo con un ace. Tiene un martillo en su brazo derecho súper desarrollado. Acto seguido, cerró el triunfo con su cuarto break. Poco más se puede contar de un partido que dominó de principio a fin: 19 golpes ganadores, ¡tres errores no forzados! y muy pocos peros, si acaso un remate que se le marchó fuera y algún falló en lared. En resumen, una actuación impresionante.

Resultados y clasificaciones.