BILLIE JEAN KING CUP | FINALES

Medina: "Vamos con el objetivo de pelear por cada punto"

Anabel Medina, capitana del equipo español del las Finales de la Billie Jean King Cup en Praga, conversó con AS antes del inicio de la competición.

Praga
0
Medina: "Vamos con el objetivo de pelear por cada punto"
Álvaro Díaz / RFET

Anabel Medina, capitana del equipo español del las Finales de la Billie Jean King Cup en Praga, conversa con AS sobre cómo ve a las jugadores tras las bajas de Muguruza y Badosa, y acerca de las posibilidades que tiene la Selección de hacer un buen papel.

¿Cómo está el equipo?

Llegamos el martes, antes que ninguna otra selección, y nos aclimatamos a las condiciones de aquí, pista cubierta y rápida. Las chicas están entrenando bien, muy motivadas, con muchas ganas de empezar.

¿Hasta qué punto han trastocado sus planes las bajas de Muguruza y Badosa?

Obviamente, cualquier capitana de cualquier equipo que tuviera a dos jugadoras entre las diez primeras del mundo esta temporada y por cualquier circunstancia las perdieses, le trastocaría un poquito los planes. Pero desde el momento en que fui consciente que no iban a poder estar, trabajé en mirar hacia adelante, pensando que España tiene grandísimas jugadoras. Ojalá siempre tenga problemas a la hora de elegir entre ellas. Hay ilusión y ganas de pelear al máximo en un formato nuevo desconocido para todas. Así que la que mejor se adapte, sacará más partido al campeonato.

Como jugadora que fue usted, ¿entiende mejor la decisión de Garbiñe y Paula?

Al final la realidad es que estaban entre dos competiciones de un altísimo nivel, con una exigencia muy grande, muy juntas en el calendario y con unas condiciones muy diferentes. En una época, además, en el que hay mucha fatiga. Se puede llegar a entender. Es comprensible. Yo estuve en situaciones parecidas. Como capitana, obviamente, me hubiera encantado que vinieran, pero han tenido que elegir y es complicado. Lo ideal es que les hubieran dado las facilidades para estar en los dos sitios, pero no ha sido el caso.

¿Se puede considerar un problema menor por el gran año que ha tenido el tenis femenino español?

Sin duda, es uno de los mejores años en mucho tiempo. Hacía mucho que no teníamos dos jugadoras tan arriba, y otras como Sara (Sorribes), que han dado un salto de nivel muy alto, como Nuria (Parrizas) y lo que son capaces de hacer Bolsova y Masarova, dos chicas jóvenes que están jugando muy bien.

¿Así las cosas, igual el papel de Carla Suárez es más significativo ahora?

La figura de Carla en el equipo iba a ser siempre importante. Es una jugadora con mucha experiencia, que sabe jugar perfectamente en esta competición y puede aportar mucho tanto a nivel tenístico como humano. A mí me gusta contar con todas. Que todas se sientan importantes, porque pueden pasar muchas cosas. Ella está alerta por lo que pueda ocurrir.

Se ha llevado de sparring a Jessica Bouzas, de 19 años. ¿Con qué objetivo?

Es algo que ya hice en la eliminatoria contra Japón en la manga, cuando vino Guiomar Maristany (22 años), porque creo que es algo muy bueno para ellas vivir este tipo de experiencia. Son chicas que están empezando en el circuito profesional y la Federación la apoya con un proyecto. Compartir una semana con jugadoras de nivel le sumará mucho para el futuro.

Contra Japón el año pasado tampoco estaban Muguruza y Badosa y se ganó. ¿Cómo ve ahora las opciones de España?

En este tipo de competiciones por equipos, todo cambia. Hay jugadoras que les motiva mucho y rinden muy bien, y otras a las que la presión les reduce su nivel de juego. Así que no es tan importante el ranking. El objetivo es centrarnos en la fase de grupos. Tenemos dos rivales duros, porque Eslovaquia por nombres puede parecer más asequible, pero en pista dura y cubierta sube el nivel. Estados Unidos es el equipo a batir. Tenemos que pelear por meternos en las semifinales.

¿Las condiciones de las que habla perjudican o favorecen a España?

Obviamente, favorecen más a países como la República Checa, que contará con mucho apoyo y ha ganado muchos títulos últimamente. Todos vamos a jugar en las mismas condiciones. La pena es que de haber jugado en abril, habría sido en Budapest y en tierra. Al cambiar a noviembre, ha tocado dura, y ahí no somos tan buenos como en arcilla. Lo bueno, es que las nuestras han hecho buenos resultados en pista dura. Si me preguntas, pues prefiero tierra, pero no renunciamos a nada.

Eso es, a muerte, ¿no?

Totalmente, vamos con el objetivo de pelear por cada punto y eliminatoria, a darlo todo en la pista. Es un momento de la temporada en el que las fuerzas están muy justas, con todas las chicas muy cansadas. Así cualquier esfuerzo de más que se ponga suma mucho. Y eso España lo tiene siempre muy presente, porque somos muy peleones, muy aguerridos y luchamos hasta el final. Eso está a nuestro favor.