TENIS | INDIAN WELLS

California se queda sin hombres

Albert Ramos perdió con el georgiano Basilashvili por 6-4, 6-7 (2) y 2-6, y Khachanov derrotó con autoridad a Pablo Carreño por 6-0 y 6-4, ambos en dieciseisavos.

0
California se queda sin hombres
Sean M. Haffey AFP

El Masters 1.000 de Indian Wells vivía un día clave para las aspiraciones españolas en el torneo de California ya que los tres supervivientes de la armada jugaban encuentros, dos en categoría masculina y uno en la femenina. Albert Ramos se medía en dieciseisavos al georgiano Basilashvili para continuar con su idilio con estas pistas donde ha sumado al menos un triunfo en sus ocho participaciones. El reto volvía a ser mayúsculo para el jugador de Barcelona tras eliminar a Musetti y Auger-Aliassime firmando su mejor ATP Masters 1000 en tres años.

El encuentro comenzó con sólidas defensas al saque, pero el español rompió en el quinto juego tras ponerse 0-40. Nikoloz salvó dos, pero no pudo con la tercera posibilidad de quiebre. Ramos entró en racha, mantuvo su servicio, repitió plan en el siguiente saque del georgiano pero cuando tenía la opción de cerró el primer set por 6-2... llegó la rotura de Basilashvili. El catalán templó los nervios y en su siguiente servició cerró el set (6-4) en el tercer punto que tuvo para ello.

Pero pese al éxito inicial, el partido tenía mucha chicha por delante. El georgiano no se dio por vencido ni mucho menos y parecía que la segunda manga la tenía en el bolsillo. Ganaba 5-3 y sacaba... cuando el ciclón Ramos entró en acción. Tres juegos consecutivos para ponerse 6-5 y servicio. Cuando parecía que el partido llegaba a su fin, nuevo giro de guion. Basilashvili rompió y llevó el segundo set al tie break... que ganó por 7-2. El tercer set daba el salvoconducto para pasar de ronda. Y este fue para el georgiano (6-2) tras aprovechar que seguramente el barcelonés aún estaba repasando y lamentándose de la ocasión perdida.

BNP Paribas Open - Day 9Albert Ramos.

Por su parte, Pablo Carreño (16º en la clasificación ATP), en la misma ronda que Ramos, tenía otro duelo tremendo con aire de revancha frente al ruso Karen Khachanov (número 29 del ranking) ya que el asturiano fue derrotado en las semifinales de los Juegos de Tokio donde ambos fueron finalmente medallistas: el español se colgó el bronce y el ruso se hizo con la plata. Khachanov había vencido en los últimos tres choques en superficie dura... y llegó el cuarta. Todo se torció desde casi el comienzo. Carreño dominaba su primer servicio por 40-15, pero el cambio de pista tardó más de lo deseable en llegar. Khachanov llegó al deuce y rompió en la primera opción de break. El 1-0 fue rápidamente un 2-0. El ruso era un rodillo y volvió a romper a Carreño para confirmarlo y subir el 4-0 al electrónico en apenas 15 minutos. Y ocho minutos después Khachanov completó el rosco.

Pese al duro correctivo, Carreño se llevó su primer juego, en blanco, en el inicial del segundo set. El 30 iguales del saque del ruso parecía albergar esperanzas... pero no fue posible. Khachanov sacó adelante su servicio para romper el del gijonés en el siguiente. A partir ambos jugadores fueron mantenido sus saques por lo que la victoria en el set (por 6-4 en 41 minutos) y en el partido se fueron al lado del moscovita de 25 años, en 64 minutos, que ahora se medirá con Basilashvili en octavos de final.

El que ya no pudo disputar partido fue Roberto Bautista tras despedirse en la tercera ronda al caer con el británico Cameron Norrie por 4-6, 7-5 y 3-6 tras 2 horas y 45 minutos. También perdió, aunque ya en octavos, el italiano Berrettini ante el local Fritz (6-4 y 6-3) que se enfrentará en cuartos a otro transalpino, Sinner, que pasó de ronda sin jugar ya que Isner abandonó el torneo para estar presente en el nacimiento de su tercer hijo.

La tercera opción de España en las pistas californianas era Paula Badosa. La tenista de 23 años nacida en Nueva York derrotó en dieciseisavos a la estadounidense Cori Gauff (doble 6-2) y tiene un complicadísimo enfrentamiento esta madrugada frente a la checa Barbora Krejcikova, tercera cabeza de serie y número cinco del ranking mundial.