US OPEN

Emma Raducanu causa una gran sensación en todo el mundo

La británica de 18 años, campeona del US Open, asombra por su precocidad, su educación y madurez, y gana miles de seguidores en un día.

0
Emma Raducanu causa una gran sensación en todo el mundo
Andrew Schwartz / SplashNews.com GTRES

Los ecos del fantástico triunfo de Emma Raducanu en el US Open aún resuenan con fuerza en todo el mundo, entregado a la gesta de esta británica que ganó con 18 años el US Open, en una final adolescente con otra destacada jugadora de 19 recién cumplidos, la canadiense Leylah Fernández.

Entre otras asombrosas circunstancias que rodean a la victoria de Raducanu está el hecho de que este es su primer título WTA, directamente en un Grand Slam, algo que siempre fue poco frecuente hasta que hace cuatro unos años tocó a su fin en Australia la tiranía de Serena Williams. La estadounidense se apartó del circuito tras ganar su 23º major para ser madre, y la ausencia de su dominio la aprovecharon nuevas tenistas como Ostapenko, que estrenó su palmarés en Roland Garros 2017, y Swiatek, que ganó también su primer trofeo en París el curso pasado.

Raducanu se convirtió en la primera tenista, hombre o mujer, que gana el título de un Slam desde la previa. Lo hizo sin perder un set en diez partidos, como Serena en 2014. Todo desde un ranking muy bajo, el 150. Hoy saldrá ya como 23ª, 127 puestos más arriba. Y es sólo su segundo major, tras haber alcanzado los octavos en Wimbledon.

“Creo que el futuro del tenis femenino es muy grande. Cualquier jugadora puede ganar un torneo. Ojalá que en esta próxima generación podamos seguir los pasos de grandes leyendas, como Billie Jean King, que está aquí (y le entregó la copa), y otros iconos británicos como Virginia (Wade, la última ganadora de su nacionalidad en el US Open de 1968) y Tim (Henman)”, dijo Raducanu ante ellos en la ceremonia de trofeos, con una soltura y una elocuencia que denotan la educación exquisita que recibe en la escuela selectiva Newstead Wood, cerca de su localidad natal, Bromley, al sureste de Londres. Allí cursa estudios de matemáticas y económicas. También le aportan riqueza cultural sus orígenes rumanos por parte de padre y chinos por parte de madre. Su abuela vive en Bucarest y ella adora la comida de allí.

Lo que tendrá que digerir ahora es la fama mundial adquirida por su título en Nueva York. El sábado aumentó en 275.000 su cifra de seguidores en Instagram, hasta un millón. “Mi padre me dijo que yo era incluso mejor de lo que él pensaba. No tengo presión, no sé ni lo que voy a hacer mañana”, confesó Emma en rueda de prensa.

Mensaje real

Su hazaña se vivió muy especialmente en Gran Bretaña, donde, entre otros muchos mensajes de felicitación, le llegó uno de la reina Isabel, que reconoció también los logros de su rival, súbdita de la ­Commonwealth, de la que es cabeza la monarca de 96 años. “Es un logro notable a una edad tan temprana y testimonio de su arduo trabajo y dedicación. No tengo ninguna duda de que su destacada actuación y la de su oponente, Leylah Fernández, inspirarán a la próxima generación de tenistas”. Andy Murray ya tiene sucesora y el tenis femenino, nueva reina.