US OPEN

Correctivos de Zverev y Shapovalov a Ramos y Carballés

El alemán, un rodillo, venció en tres sets y 74 minutos al catalán, que sólo pudo ganarle 9 puntos al resto. El canadiense cerró el triunfo con un rosco al tinerfeño.

0
El mejor Zverev le da un severo correctivo a Ramos
Sarah Stier AFP

De entrada, el compromiso contra Alexander Zverev era dificilísimo para Albert Ramos, pero, además, se convirtió en un calvario, porque el alemán de 24 años, en su mejor versión de siempre, pasó por encima del español: 6-1, 6-0 y 6-3 en 74 minutos. Tan exagerado fue el dominio del finalista de 2020, sobre todo con su servicio, que el español sólo puedo ganarle nueve puntos al resto. Nada le funcionó al ex número 17 del mundo, ni su precisa y potente derecha, porque Zverev es otro tenista en 2021 y amenaza seriamente, por lo que se ve, las opciones de Djokovic en el torneo. Campeón en Cincinnati y antes oro olímpico en Tokio, donde venció al serbio en semifinales con una remontada tremenda, podría encontrarse con él de nuevo en la misma ronda sin nada que perder.

A Ramos, que hace siete años ganó a su rival de este jueves y bien (6-1 y 6-0) en el Challenger de Barranquilla, no le quedó más remedio que bajar la cabeza y aguantar el chaparrón, metafóricamente tan fuerte como el que cayó la noche anterior en Nueva York. Quizá pudo intentar encontrar soluciones, aunque Sascha no le dio opciones porque ahora es un jugador muy estable en los intercambios (20 errores no forzados).

Se diría que sus meses con David Ferrer le calaron hondo, porque se ha convertido no sólo en un jugador letal al ataque, sino también en un luchador cuando tiene que defender y resistir las ofensivas de sus rivales. Y lo del servicio… Sólo 11 aces, pero un 93% de puntos ganados con primeros y apenas tres dobles faltas, un apartado que antes le penalizaba y en el que ha mejorado mucho. En la tercera ronda, se encontrará con un buen sacador que parece recuperado para el tenis: Jack Sock.

Shapovalov se venga de Carballés

Denis Shapovalov se tomó cumplida revancha ante Roberto Carbellés de la derrota que le endosó el tinerfeño el año pasado en Roland Garros, en un partido de segunda ronda, como el de este jueves, que se resolvió en cinco mangas. En esta ocasión, el canadiense sólo necesitó tres para vencer por 7-6 (7), 6-3 y 6-0 en 2:07. Al español se le empezó a escapar el encuentro después de desperdiciar dos bolas de set en el desempate del primero, muy bien jugado por su parte pero que entregó con una doble falta. En el segundo, rompió pronto Shapovalov y ya no hubo quien le parara.

Con su estilo valiente y espectacular (50 golpes ganadores, casi cinco veces más que los 13 de Roberto), metido muy dentro de la pista, se traía la lección aprendida y en ningún momento dejó que Carballés llevara la iniciativa. Todo dependió de él, de sus aciertos y sus errores. A poco que el tenista rapero controle su compulsividad, puede ser un gran campeón. Ahora le espera el sudafricano Lloyd Harris, un rival complicado ante el que no podrá fallar demasiado. Carballés gana un par de puestos en el ranking, hasta el 93, pero se le sigue resistiendo la tercera ronda en Nueva York. Otra vez será.

Resultados, cuadro y horarios.