US OPEN

Los efectos del tornado retrasaron el inicio de la jornada US Open

La organización anunció que estaba "evaluando la disponibilidad del recinto" y que informaría sobre la apertura de puertas, que se produjo sobre las 12:00 hora local.

0
Los efectos del tornado retrasan el inicio de la jornada US Open
JUSTIN LANE EFE

El tornado que azotó el área de Nueva York en la noche del miércoles ha tenido consecuencias más allá del aplazamiento en el US Open del partido que jugaban Kevin Anderson y Diego Schwartazman en la Louis Armstrong y que finalmente terminó en la Arthur Ashe, lo que provocó la suspensión del duelo que iban a brindar en la primera pista Angelique Kerber y Anhelina Kalinina, y que se disputará este jueves... Aunque la jornada del Grand Slam estadounidense no comenzó a la hora prevista, lo hizo alrededor de las 12:00 hora local, con una hora de retraso. La USTA, organizadora del torneo anunció en un comunicado que estaba "evaluando la disponibilidad del recinto" y que informaría sobre "la apertura de puertas y el comienzo de los partidos", pero que el "plan actual no contempla" un inicio antes de las 11:00 hora local.

La lluvia torrencial que se coló por las partes no cubiertas de la Louis Armstrong y provocó inundaciones en algunas de las instalaciones, causaron estragos que los empleados del US Open tratan ahora de solventar para que sea viable tanto el juego como la presencia de espectadores. La situación por el temporal hizo que se suspendieran los servicios de trenes, autobuses y metro, y que el tránsito en automóviles fuera muy complicado.

De hecho, afectó a algunos tenistas cuyos partidos se disputaron en horario nocturno, como la americana Sloane Stephens, quien después de vencer a su compatriota Coco Gauff se quedó más de dos horas atascada en un coche y tuvo que comprar una pizza en pleno trayecto a su hotel en Manhattan, zona muy afectada por las inundaciones. Hasta ahora se han contabilizado nueve muertes por el temporal. La USTA consideró cancelada toda la jornada nocturna del miércoles en la Louis Armstrong y devolverá el precio de las entradas.