TENIS

La confesión de Naomi Osaka: "Solo pensaba en despertarme todos los días"

La tenista japonesa realizó esta reflexión en una rueda de prensa tras ganar a Coco Gauff y antes de perder ante Jill Teichmann en el WTA 1.000 de Cincinnati.

0
Naomi Osaka, en un descanso durante su partido ante Jil Teichmann en el Western and Southern Open, el WTA 1.000 de Cincinnati, en el Lindner Family Tennis Center.
Susan Mullane USA TODAY Sports

Naomi Osaka dijo que se ha sentido "ingrata" a veces durante el último año por no apreciar su vida como una de las mejores tenistas del mundo. La japonesa habló ante los medios antes de caer ante Jill Teichmann y tras ganar a Coco Gauff en su estreno en el Western & Southern Open de Cincinnati, su primer torneo sin contar los Juegos Olímpicos desde que abandonase en Roland Garros tras ser castigada por no dar ruedas de prensa de los medios, alegando que su salud mental se había visto afectada por algunas preguntas.

En su primera rueda de prensa en Cincinnati, Osaka lloró y abandonó la comparecencia tras una pregunta sobre su relación con los medios. "Me preguntaba por qué estaba tan afectada, supongo, como si no quisiera hablar con los medios", afirmó la tenista japonesa.

Osaka también hizo esta sincera reflexión y cómo ha vivido estos momentos tan complicados. "Me he preguntado si estaba tan asustada, porque a veces veía titulares de algunos tenistas que perdían y el titular del día siguiente era que habían colapsado o que no serían buenos de nuevo. Sólo pensaba en despertarme todos los días y en que debía sentirme como si estuviera ganando. La elección de salir y jugar, ver a los aficionados y ver que hay gente que me viene a ver es todo un logro. No estoy segura de cuándo empecé a sentirme incómoda. Fue como si eso hubiera dejado de ser un logro para mí. Sentí que fui muy ingrata por ese hecho".

La ganadora de cuatro Grand Slam dijo que las restricciones impuestas a causa de la pendmia de coronavirus ha provocado que todo sea "realmente estresante" para ella, pero lo sucedido en Haití y Afganistán provocó que cambiase su punto de vista. "Ves lo que está pasando en Haití y Afganistán y definitivamente, el mundo está loco. Y para mí, sólo estar golpeando una pelota de tenis en Estados Unidos y que la gente me venga a ver... Me gustaría ser yo misma en esta situación en vez de cualquier otra persona en el mundo", se sinceró Osaka.