WIMBLEDON

Emotivo triunfo de Andújar; Feliciano y Ramos, eliminados

Pablo Andújar venció en un épico partido a Herbert (7-6 (7), 4-6, 7-6 (7), 5-7 y 8-6) y no pudo contener las lágrimas. López cayó ante Evans y Ramos, contra Fognini.

0
Emotivo triunfo de Andújar; Feliciano y Ramos, eliminados
ADRIAN DENNIS AFP

Pablo Andújar vive un año que no olvidará fácilmente, porque le ha venido cargado de emociones. Luchador incansable y con un afán de superación a prueba de lesiones, a sus 35 disfruta de algunos "regalos", como él los llama, que le ha dado el tenis en los últimos meses. Hace poco más de un mes ganó a Roger Federer en Ginebra, sobre tierra, la misma superficie en la que poco después batió al que era por aquel entonces número cuatro del mundo, Dominic Thiem. Este martes, en la hierba de Wimbledon, una plaza que nunca se le dio bien (sólo había pasado de la primera ronda en una de sus siete anteriores presencias), se llevó otra alegría, no tanto por el rival, el francés Pierre-Hugues Herbert, sino por la manera de vencerle en un partido épico que duró cinco horas y dos minutos de tiempo real (el más largo de lo poco que va de torneo), pero que en realidad se extendió durante casi toda la jornada por culpa de la lluvia.

El conquense formado en Valencia fue capaz, además, de ganar dos desempates que se le habían puesto cuesta arriba para llevarse el triunfo por 7-6 (7), 4-6, 7-6 (7), 5-7 y 8-6. Y lo hizo con problemas físicos: "La zona intercostal me estaba molestando y tuve la suerte de que se parara el partido. Lo vi con los médicos y con un vendaje, aunque no mejoré mucho, pude sacar. Le doy mucho mérito a la victoria, sobre todo por eso".

Tanta fue la tensión y las emociones vividas, que Andújar no pudo contener las lágrimas. Se tumbó sobre el césped y lloró. Hebert, en un gesto más que deportivo, se acercó, le levantó y le dio un fuerte abrazo. No era para menos. Todo un caballero el francés de 30 años y 101º del ranking. En la pista se escuchó claramente el llanto del español, estremecedor. Sólo está en la segunda ronda, pero con un esfuerzo y una entrega tremendas. Los números del gran doblista francés, dos veces campeón en París, fueron de locura: 125 winners y 99 errores no forzados. Por ahí se le escapó el encuentro ante un oponente que sólo cometió sumó 35 y 35. Se enfrentará al canadiense Denis Shapovalov (23 y 12º). “Si tuviera que jugar mañana, no creo que pudiera salir a disputar cinco sets, la verdad. Estoy destrozado ahora y al día siguiente siempre es peor”, advirtió Pablo.

Feliciano se despide de su 78º Slam

Feliciano López, uno de los jugadores más longevos del circuito, el más mayor (39 años y 294 días) en esta edición de Wimbledon después de Roger Federer (39 y 337), se despidió este martes de su 78º Grand Slam, el 77º consecutivo con el que estira el récord de la Era Open (desde 1968). El toledano cayó por 7-6 (4), 6-2 y 7-5 en 2:04 ante el británico Daniel Evans, un jugador bastante mejorado con respecto al que era cuando ambos se enfrentaron por primera vez en sobre la pista dura del Open de Australia 2016 y Feli, que era el 19º del mundo, pasó por encima del 185º (6-1, 6-0 y 6-4). "Nunca he jugado con la sensación de estar despidiéndome", dijo Feliciano, que quiere "seguir disfrutando de los torneos, del tenis". "Porque esto algo que no hubiera soñado nunca. Si mi ránking cae al 150 será complicado, porque no me veo jugando previas y Challengers con 40 años".

Evans, 22º cabeza de serie del torneo, es ahora un tenista mucho más consistente y capaz de mantener la concentración y la motivación durante todo el partido, más aún con el apoyo del público local. Eso es precisamente lo que le faltó a López, que luchó de tú a tú, pero tras perder el primer set en el desempate, todo se le hizo cuesta arriba y sus tradicionales monólogos no le ayudaron a mejorar las cosas que él percibía que hacía mal. No obstante, es una delicia verle jugar sobre hierba: saque y volea, esa mano exquisita que tiene cerca de la red y sus, a menudo, imprevisibles decisiones. El problema es que Evans sabía lo que le esperaba y no se acobardó. Consiguió pasarle de vez en cuando y estuvo muy certero con su servicio. De hecho, sólo le ofreció tres opciones de quiebre al español. Se medirá con el serbio Dusan Lajovic.

Ramos se atasca ante Fognini

Albert Ramos no encontró la manera de hacerle daño a Fabio Fognini, que ganó con más facilidad de la prevista: 7-6 (4), 6-2 y 6-4 en la hora y 57 minutos que duró un duelo que empezó el lunes y cuyo tercer set fue aplazado al martes por falta de luz. El italiano le tiene tomada la medida al catalán, al que ha ganado nueve veces en 11 enfrentamientos, si bien los dos últimos se los apunto Ramos. Era la primera vez que se encontraban en un Grand Slam y en hierba, y Fognini, mejor adaptado a las condiciones, se llevó el gato al agua. Ramos cae de nuevo, como en 2019, a las primeras de cambio, y Fabio, que acumuló 41 golpes ganadores, llega a la segunda ronda por 10ª vez. Se verá con el uruguayo Cuevas o el serbio Djere. Bernabé Zapata, debutante en el torneo, ganaba por 7-6 (6), 3-6 y 6-3 al chileno Christian Garín (17º favorito) cuando el partido fue suspendido por falta de luz. Se ranudará este miércoles, día en el que comenzarán los partidos de Pablo Carreño contra Sam Querrey, de Fernando Verdasco ante Grigor Dimitrov, y de Sara Sorribes, frente a Ana Konjuh, que ni siquiera pudieron comenzar.

Resultados y calendario cuadro masculino.