TENIS

Medvedev, a redimirse sobre la hierba de Mallorca

El ruso competirá esta semana en el Mallorca Championships antes de Wimbledon. "Me gusta más la hierba que la tierra batida", avisa el moscovita.

Daniil Medvedev devuelve una bola durante su partido ante Jan-Lennard Struff en el Torneo de Halle.
Thomas F. Starke Getty Images

Daniil Medvedev afronta con muchas ganas el Mallorca Championship, su último test antes de competir en Wimbledon la próxima semana, y donde quiere dejar atrás su gris temporada sobre tierra batida pese a alcanzar los cuartos de final de Roland Garros.

En la rueda de prensa previa a su debut en el Mallorca Championships, Medvedev mostró su ilusión por volver a jugar sobre hierba, una superficie que le gusta. "Me gusta más la hierba que la tierra batida, solo necesito más confianza en mi juego en esta superficie, porque hace dos años que no juego. Hace dos años no era el jugador que soy ahora. Es difícil para mí decir dónde me veo, pero sé que puedo jugar muy bien en esta superficie, sólo necesito encontrar el equilibrio correcto".

Tras su derrota en Halle ante Jan-Lennard Struff, Medvedev llega a Mallorca con la intención de coger más rodaje para Wimbledon. "En Halle tuve tres días de entrenamiento y no fueron suficientes para sentirme bien. Perdí mi primer partido ante un gran jugador, y eso no fue fácil. Por eso decidí venir a Mallorca y poder jugar algunos partidos más".

El ruso también hizo hincapié en las diferencias que hay a la hora de jugar en hierba y destacó el cambio que supone jugar en una pista exterior a hacerlo en una pista central de esta superficie. "Cuando empecé a jugar en hierba lo hice en Challengers y en el ATP Tour también jugué en las pistas de exterior, no en las pistas centrales. Puedo decir que las pistas centrales son más lentas. En el partido que jugué con Gilles Simon en Queen's, tuvimos intercambios de cuarenta golpes en cada segundo punto. Eso lo hace más duro. Cuando entreno en las pistas, siento que juego bien y que la bola va rápido. Sin embargo, cuando voy a jugar a una pista central y la bola se para tras el bote, tienes que adaptar tu juego, y eso es muy duro, pero sé que puedo jugar muy bien en hierba"

Por último Medvedev pone como ejemplo de su presencia en Mallorca el torneo de Belgrado que jugó Novak Djokovic antes de Roland Garros, donde finalmente el serbio salió campeón pese a no tener descanso entre ambas competiciones. "Es una pista muy fuerte. Todo el mundo le decía a Novak Djokovic: '¿Por qué te vas a Belgrado la semana antes de Roland Garros?' Pero ganó mucha confianza allí. No creo que jugase su mejor tenis allí, pero fue y destruyó a todos en Roland Garros. Creo que a veces es bueno prepararte antes de un Grand Slam y ganar varios partidos".