WIMBLEDON

Nadal renuncia a Wimbledon y a los Juegos de Tokio

El balear, por motivos físicos y con el propósito de alargar su carrera deportiva, considera que lo mejor es renunciar al Grand Slam londinense y a los Juegos.

Los peores temores se han confirmado este jueves: Rafa Nadal renuncia a Wimbledon y a los Juegos Olímpicos de Tokio. El balear, que tras caer eliminado en las semifinales de Roland Garros ante Djokovic fue enigmático respecto a su calendario más inmediato, confirmó la noticia a través de varios mensajes en sus redes sociales. "Hola a todos. Quiero comunicaros que he decidido no participar en la próxima edición de Wimbledon que se disputará del 28 de junio al 11 de julio. Tampoco jugaré los Juegos Olímpicos previstos finalmente del 24 al 30 de julio", expresó en primera instancia el de Manacor.

Después, Rafa continuó explicando los motivos que le han llevado a tomar esta difícil elección: "Es una decisión que nunca resulta fácil de tomar y tras escuchar mi cuerpo y hablar con mi equipo entiendo que es la decisión acertada con el objetivo de alargar mi carrera deportiva y seguir haciendo lo que me hace feliz; competir al máximo nivel y seguir luchando por retos profesionales y personales al máximo nivel de manera competitiva. El hecho de que haya solo dos semanas entre Roland Garros y Wimbledon este año, no ha ayudado a que mi cuerpo pueda recuperar de la siempre exigente temporada de tierra batida. Han sido dos meses de un gran esfuerzo y la decisión que tomo va enfocada al medio y largo plazo. En estos momentos de mi carrera como deportista, una parte importante es la prevención de cualquier tipo de excesos en mi cuerpo que pudieran impedir seguir luchando en el medio y largo plazo por los títulos".

La Armada, mermada en Tokio

Así las cosas, la baja de Nadal supondrá un serio contratiempo para las aspiraciones del tenis español en Tokio, ya que su ausencia se une a la de un Roberto Bautista que anunció esta misma semana su renuncia a los Juegos. De este modo, la Armada no contará en la capital japonesa con los dos mejores españoles del ranking ATP(3º Nadal, 10º Bautista) y su renuncia hace que la lista corra y, además de Pablo Carreño y Alejandro Davidovich, el turno le llegue por ranking a Albert Ramos y Feliciano López (39 años), aunque Ramos tampoco parece muy animado a acudir.

Un jarro de agua fría tanto para el balear como para los aficionados al tenis español, que no podrán disfrutar de su calidad por cuarta vez en un Wimbledon (tras los años 2004, 2009 y 2016) donde aspiraba a desempatar los 20 Grand Slams con Roger Federer, ni en los Juegos, donde podía alcanzar una tercera medalla tras el oro individual en Pekín 2008 y el oro en dobles junto a Marc López en Río 2016. Mientras contamos los días para ver cuándo reaparece Nadal (no será antes de la gira americana que empieza en agosto), el Grand Slam londinense no tardó en reaccionar a la noticia, deseándole al español un pronto regreso: "Esperamos verte el próximo año, Rafa". Sus seguidores y el mundo del deporte, también.