ROLAND GARROS

Nadal: "No sé si jugaré hasta los 40; pero si me lo paso bien..."

"Jugar sin publico es feo y más aún de noche", dijó el balear después de ganar a Gasquet. "El único regalo es que ha venido mi familia a verme jugar", relató.

París
0
Rafa Nadal, contra Gasquet en Roland Garros.
Clive Brunskill Getty Images

Rafa Nadal atendió a los medios de comunicación en una rueda de prensa exprés por vía telemática, dado que eran ya las 23:45 después de su victoria en la nueva sesión nocturna de Roland Garros contra Richard Gasquet.

Jugar de noche: "El año pasado hacía mucho frío cuando jugué de noche. Hoy había mucha humedad, porque tenía que llover y no lo ha hecho. Por eso había bochorno y las condiciones eran pesadas. Jugar sin público es feo y, más aún, de noche, pero al final juegas en una de las pistas más impresionantes del mundo y en un torneo muy importante para mí. Aunque no haya público y las condiciones no sean perfectas en ese sentido, es muy partido muy importante y me lo tomo de esa manera. Ninguna sensación negativa y estar con la actitud adecuada".

Regalos y jugar hasta los 40: "No he recibido ningún regalo, estamos en una burbuja y no podemos recibir nada. El único regalo es que ha venido mi familia a verme, aunque sólo al partido porque no puede verles fuera, les he visto en la grada. Tampoco me hace mucha ilusión cumplir 35, prefería seguir con 34. Pero esta es la realidad. No sé si me veo jugando hasta los 40. Si me lo paso bien y el cuerpo me lo permite no tengo una fecha para la retirada ni me lo planteo. Cuando tenía 25 jamás me hubiera imaginado estar con 35 aquí. Pensaba que llevaría ya un buen tiempo retirado. Es difícil llegar a 40, pero de momento soy feliz haciendo lo que hago, veremos lo que depara el futuro en todos los sentidos".

¿Mejor de día?: "Tampoco tenía mucho que hacer esta noche más que leer, ver una serie o jugar al parchís con el equipo, no puedo salir a cenar. Me gusta más jugar día, en eso no hay ninguna duda, porque las condiciones me gustan más para mi juego y hay algo de público. Es más agradable y mejor para mí. Más allá de eso, me adapto. Me ha tocado de noche y confío en que vuelva a tocarme de día y puede jugar delante de gente"