BARCELONA OPEN BANC SABADELL

La burbuja del Godó: hoteles, pisos, tests y mil aficionados

Los deportistas se reparten en distintos alojamientos bajo las más estrictas medidas: "Cada 48 horas se someterán a tests", comentó David Ferrer.

Rafa Nadal.
GORKA LEIZA

El Barcelona Banc Sabadell-68º Trofeo Conde de Godó comenzará este sábado con la fase previa y estará también condicionado por unas estrictas medidas de seguridad para proteger a los deportistas de posibles contagios. “Existirá una burbuja de jugadores y de su equipo técnico. Los hoteles estarán cerrados solo para ellos y para algún asistente. Solo podrán ir del hotel al recinto y viceversa en transportes de la organización”, comentó a este diario David Ferrer, director del torneo.

Pero habrá otros tenistas que aprovecharán sus residencias en Barcelona (ya sean casas o pisos) para hospedarse en ellas. Las condiciones serán las mismas: “Cada 48 también se someterán a tests y utilizarán transporte de la organización para venir al club. No se podrán mezclar entre ellos”, añadió Ferrer. Junto a ellos, habrá hasta mil espectadores (sobre el 12% del aforo) los que podrán acudir a ver los partidos, por lo que el Godó ya no deparará la congestión de aficionados barcelonesas que disfrutaban del mejor tenis en la ciudad condal.

Un cartel del torneo que no para de ganar tenistas de nivel. El último en recibir una invitación fue para el ruso Andrey Rublev, número 8 del ranking ATP, y que derrotó ayer a Nadal. Este año ya se alzó con el título del ATP 500 de Rotterdam, además de la ATP Cup con Rusia. De esta forma, la organización del torneo ya ha repartido cuatro ‘wild card’ para el cuadro principal. Además del propio Rublev, también estarán Jaume Munar, Carlos Alcaraz y Lorenzo Musetti.