TENIS

"Novak Djokovic es un enviado de Dios, un milagro invisible"

En una entrevista a Sputnik, Srdjan Djokovic volvió a destacar la importancia de su hijo y avisó a las élites. "No le apoyan porque cae bien a la gente que no llega a fin de mes".

Novak Djokovic, durante un acto multitudinario en Blegrado para celebrar sus 311 semanas como número 1 del ranking ATP, superando las 310 del récord de Roger Federer.
OLIVER BUNIC AFP

Srdjan Djokovic concedió una entrevista a la agencia de noticias Sputnik en la que volvió a demostrar el papel relevante de su hijo en la historia reciente de Serbia, situando de nuevo al país en el mapa con sus éxitos deportivos tras la Guerra de los Balcanes.

El padre de Djokovic, que ha manifestado en reiteradas ocasiones su nacionalismo serbio, aprovechó la entrevista para catalogar la bendición que fue para el país la llegada de su hijo. "Novak es un milagro invisible. Apareció en el peor momento para Serbia y para el pueblo serbio, que se enfrentó a bombardeos, sanciones, humillaciones y opresiones. Imagínese ver a veinte de los países más ricos del mundo bombardeando a una pequeña Serbia".

De hecho Srdjan Djokovic considera que su hijo es un enviado de Dios para cambiar la imagen de Serbia de cara al mundo. "Pese a todos estos problemas apareció Novak, como si Dios lo hubiese enviado para mostrar que no somos un pueblo genocida, que no somos los peores del mundo, sino que somos parte de la civilización europea y que no tenemos nada de qué avergonzarnos.

El padre del número 1 del mundo también afirmó que su hijo juega mejor cuando más le critican. "No le molestan las críticas en absoluto. Esa cabezonería serbia es bien conocida y creo que, cuando se inventan cosas que no tienen nada que ver con la realidad, juega mejor. Novak quiere demostrar que el tenis no es solo un juego, también es vida, una vida para miles de jugadores jóvenes que está luchando".

Srdjan Djokovic también quiso mandar un mensaje a las clases más elitistas del tenis, ya que según él apoyan más a Federer y Nadal y explica las razones por las que su hijo puede haber generado esta antipatía. "Lo de Novak es mucho más difícil porque no tiene el apoyo de Federer y Nadal, lo que me parece algo muy asombroso... Como si esos ricos aún no tuvieran suficiente dinero y necesitan más millones... No apoyan a Djokovic porque cae bien a la gente que apenas puede llegar a fin de mes, esto es un enigma muy asombroso para mí".

Por último Srdjan Djokovic también pidió unidad a la población de Serbia y que apoyen los éxitos de su hijo. "El mundo entero, miles de millones de personas en el mundo saben que es el mejor de todos los tiempos y el mejor tenista en los últimos años. Si piensan diferente, dejémosles, pero la gran mayoría del mundo piensa de forma diferente. El 97% de los serbios piensa que lo de Djokovic es un éxito y el que no lo piense, que se quede en el barro en el que está".