TENIS | DOHA

Muguruza se venga de Sakkari para meterse en semifinales

Garbiñe Muguruza se cobró una nueva revancha ante otra jugadora, la griega Sakkari, que le había ganado en su único duelo anterior. Azarenka, próxima rival.

Garbiñe Muguruza es una jugadora que ni olvida ni perdona. Esa es quizá una de sus mejores cualidades en un deporte individual tan igualado, especialmente en el circuito femenino. El miércoles se tomó la revancha en Doha ante Aryna Sabalenka, que le había ganado en su único enfrentamiento anterior y este miércoles hizo lo mismo contra Maria Sakkari (6-3 y 6-1 en apenas 66 minutos), otra tenista con la que tenía un balance negativo por la mínima.

En sus horas bajas, parecía que cualquiera podía ganar a la española, y ahora, en la versión más dominante que se le ha visto en mucho tiempo, pasa todo lo contrario. Puede vencer o caer, pero compite al máximo de su tenis y, sobre todo, de concentración y hambre en cada partido. Sakkari, que había podido con Muguruza hace un par de meses en Abu Dabi, fue víctima de la ira y la ambición renovada de la ganadora de dos Grand Slams.

De este modo, con brillo y un juego que genera ilusión, Garbiñe se metió en las semifinales del Qatar Open, en las que se enfrentará este viernes (sobre las 18:00, DAZN) a la bielorrusa Victoria Azarenka, quien pese a jugar con molestias en la espalda, se impuso en dos sets a la ucraniana Elina Svitolina (6-2 y 6-4). La otra eliminatoria la disputarán antes Petra Kvitova y Jessica Pegula. A la caraqueña ya le quedan pocas cuentas pendientes con jugadoras top. Le debe una a Osaka, Andreescu y Brady, algunas de las rivales a las que aún no ha ganado. Ante Sakkari, lució algunas de las cualidades que le están convirtiendo en una oponente durísima. Ahora destaca por el balance casi perfecto que consigue entre agresividad y control. También sus restos, sobre todo contra segundos saques, que ya no sólo pone en juego sino que los convierte a menudo en golpes ganadores de manera directa. Sus oponentes saben que jugar contra ella sin primeros es un suplicio.

Con tres quiebres en el primer set y otros dos en el segundo, tres juegos ganados en blanco con su servicio y un alto porcentaje de acierto en ese aspecto (76,8%) que hizo que se le escaparan sólo nueve puntos en sus turnos en todo el partido (cuatro de ellos en el único juego en el que encajó un break), Muguruza dictó el ritmo del partido e hizo prácticamente lo que quiso y cuando quiso. Su 5-0 de parcial para ponerle la guinda a otra gran victoria lo dice todo. Ahora, que pase la siguiente.

"Estar fuerte te permite elegir cómo quieres jugar"

"He estado trabajando en la movilidad, estar en forma. Y cuando lo estás tu cuerpo está preparado para jugar de la forma que quieres, da igual si quieres ser agresiva, o quieres quedarte atrás un poco, o si quieres correr… sentirte fuerte físicamente te permite elegir cómo quieres jugar", explicó con elocuencia Muguruza en rueda de prensa. La caraqueña también dijo que no es casualidad que gane tantos puntos contra segundos saques: "Lo estoy entrenando porque lo veo como una oportunidad de tomar la iniciativa en el punto. Lo difícil es jugar agresivo y calcular y controlar el riesgo, pero está claro que en los segundos saques quiero ir yo a por el punto". Garbiñe dice que siempre se ha visto "como una jugadora buena y una rival peligrosa".

Cuadro y resultados.