OPEN DE AUSTRALIA

Federer deja la puerta abierta a jugar el Open de Australia

En una entrevista con Schweizer Illustrierte, el tenista de Basilea repasó cómo ha sido este año y analizó sus opciones de jugar en Melbourne. "Aún tengo que probar mi rodilla".

0
Roger Federer celebra su victoria ante Marton Fucsovics en el Open de Australia 2020.
DAVID GRAY AFP

Roger Federer concedió una entrevista al medio suizo Schweizer Illustrierte en el que analizó cómo ha sido para él este año 2020 en el que se ha recuperado de una lesión de rodilla y de sus opciones de jugar en el próximo Open de Australia (8-21 febrero).

El tenista suizo quiso destacar que, pese al parón, ha vivido una experiencia similar a la de 2016, cuando se perdió la segunda parte de la temporada a causa de una lesión de rodilla. "Ya experimenté una vida 'normal' en 2016, cuando también estuve en casa tras una operación de rodilla. Este año ha pasado tan rápido como uno en el circuito y lo novedoso es que estaba en un solo lugar y pudimos hacer planes. También ha habido situaciones y reglas a las que hemos tenido que adaptarnos. Estábamos toda la familia juntos y el estrés desapareció. Este año fue bonito porque por ejemplo no le teníamos que decir a los niños 'no hagáis mucho ruido por la mañana porque papá jugó tarde'. Fue agradable vivir normalmente en familia por una vez".

Federer también destacó cómo ha pasado el año junto a su familia e incluso cómo se han atrevido a jugar partidos de dobles. "Hemos jugado bastante este año y lo hemos hecho de forma divertida. Los cuatro ya pueden jugar intercambios largos. Me piden que juegue con ellos ya que antes me decían: '¡No eres mi entrenador! Papá, no tienes que interferir en mi juego' y yo les decía: 'Vale, no hay problema, hazlo a tu gusto. Pero en algún momento puede que tengas que venir a mamá (su mujer, la extenista Mirka Vavrinec) o a mí'".

El tenista suizo también confesó que ha estado en constante comunicación con Rafa Nadal durante los meses del parón del circuito y de cómo ha echado de menos los torneos esta temporada. "Durante el parón hablé mucho con Rafa Nadal. Estamos en el Consejo de Jugadores y nos preguntábamos qué es lo mejor para el deporte o cómo podemos sacar esto adelante. También hablamos por teléfono de las restricciones en España y él me preguntó sobre cómo estaba después de la operación. Al principio estaba feliz de pasar más tiempo en Suiza, pero luego me di cuenta de que echaba de menos a los amigos que haces en el circuito".

Por último Federer dejó la puerta abierta a la posibilidad de jugar el Open de Australia pese a las dudas que había mostrado en un primer momento como precaución para no forzar su rodilla. "Pasaremos la Navidad en Dubai. Solo la hemos celebrado aquí cuando hemos tenido hijos. Eso es muy bonito pero también muy lioso y el camino de aquí a Australia es más largo. Aún tengo que probar al completo mi rodilla sobre una pista de tenis y espero poder jugar en el Open de Australia. Entrenar bajo techo con frío ahora no es lo ideal para prepararlo. Pero estoy en casa junto a mi familia".