TENIS

El renacer de Petra Kvitova: "Nunca olvidaré lo que sucedió y cómo me cambió"

En una entrevista con Olympic Channel la tenista checa relató cómo ha sido su regreso al tenis tras el asalto que sufrió en su casa en 2016. "Ha sido un largo camino pero soy feliz".

Petra Kvitova celebra su victoria ante Leylah Fernandez en tercera ronda de Roland Garros 2020.
CHARLES PLATIAU REUTERS

Petra Kvitova continúa en la élite del tenis tras pasar página después del atraco que sufrió en su casa en diciembre de 2016, cuando resultó herida con un cuchillo en su mano izquierda. Pese a la gravedad del incidente, Kvitova afirma que ha aprendido mucho de aquel episodio, tal y como ha relatado en una entrevista a Olympic Channel.

La tenista checa confesó que intenta ser feliz a la hora de jugar cada partido. "A veces soy demasiado dura conmigo misma. Intento decirme 'Se feliz cuando estés jugando esta noche'. Ahora lo veo así. Y, por supuesto, quiero más, no quiero perder, y es por eso por lo que estoy luchando. Estoy contenta por ello y por lo que me inculcaron mis padres"

Kvitova reconoce que el camino de regreso a la élite no ha sido fácil y que llegó a temer por su vida tras el asalto que sufrió. "Para ser honestos, no sabía qué pasaría con mi vida. Lo primero fue pelear por sobrevivir, para seguir viva. Nunca olvidaré lo que sucedió y cómo me cambió. Me decía 'No quiero cambiar', pero de alguna forma tenía que hacerlo. Son experiencias de la vida. Necesito lidiar con la presión, con todo lo que me rodea y encontrar un equilibrio. Ha sido un largo camino, pero soy feliz".

Tras esta terrible experiencia, Kvitova afronta cada día con optimismo y con la ilusión y pasión de seguir brillando sobre una pista de tenis. "Cada día, cuando sale el sol es como 'Oh, es maravilloso'. Me encanta ver a mis allegados, mi familia y mis amigos. Volver a jugar al tenis, competir en los grandes estadios del mundo con los grandes rivales, con la grada aplaudiéndote y esa atmósfera. Es increíble. Tras el ataque, luché por volver a jugar al tenis. Sabía que estar en una final de un Grand Slam o en las semifinales de Roland Garros significaría mucho para mí.

La operación en la mano no fue fácil para Kvitova, que confesó la ayuda del doctor a la hora de ocultarle algunos datos para no desanimarla en su regreso. "Tenía que tener mucho cuidado con la mano. La operación fue bastante larga. Eso es lo que escuché después. Había un pequeño porcentaje, del 5 o 10%, de que no volvería a jugar al tenis de nuevo. Afortunadamente mi médico no me dijo eso entonces, sino cuando volví a jugar, así que se lo agradezco. Eso me ayudó a ser positiva. Tenía altibajos con las cicatrices, los movimientos de los dedos.... Pero recuperar la motivación y el deseo de volver a jugar al tenis fue un desafío aún mayor".

La tenista checa también se mostró sorprendida por cómo fue su regreso ya que, poco después de volver en Roland Garros de 2017, levantó el título en Birmingham. "Desde entonces tengo una nueva perspectiva. Es como si afrontase mi segunda carrera desde mi regreso en Roland Garros de 2017. Fue muy extraño porque, en mi segundo torneo en Birmingham gané el título. Era como '¡Esto no puede ser real!' Fue la primera vez que me sentí como '¡Estoy de vuelta!' Y puedo competir con las mejores de nuevo. En el US Open de este año alcancé los cuartos de final ante Venus Williams. Perdí 7-6 en el tercer set pero el torneo fue como 'Sí, puedo estar aquí de nuevo'. Fue una gran motivación. Y aprecio todo lo que he hecho desde mi regreso"

Kvitova también destacó la importancia que han tenido los Juegos Olímpicos en su carrera y donde buscará la medalla de oro en Tokio el año que viene tras lograr el bronce en Río 2016. "Para mí los Juegos Olímpicos son totalmente diferentes en comparación con otros torneos. Me encantan. Desde que era una niña, siempre que herido jugar competiciones por equipos y por mi país. Esa semana en Río jugué para ganar. Y cuando recibí la medalla de bronce sabía cómo me sentía. Estaba llorando porque era algo que quería de verdad: una medalla en los Juegos Olímpicos. Además, el tenis es un deporte muy duro en el que puedes tener uno o dos puntos para ganar y terminar perdiendo. Es lo que le hace bonito".