ATP FINALS

Otro toque de Nadal a Djokovic: "A mí me gusta la pista tradicional con jueces de línea"

Rafa Nadal expresó su preferencia por los jueces de línea frente al sistema automático de arbitraje que se prueba el Londres por precaución debido al COVID-19.

Otro toque de Nadal a Djokovic: "A mí me gusta la pista tradicional con jueces de línea"
PAUL CHILDS Action Images via Reuters

Después de expresar su desacuerdo con la posibilidad de que se eliminen los partidos de tenis al mejor de cinco sets, incluso en los Grand Slams, y de que Novak Djokovic se posicionará en contra de la opinión del español, Rafa Nadal le dio un nuevo toque al serbio, líder del ránking y de un nuevo sindicato de jugadores, la PTPA, que podría abogar por una serie de cambios que inlcuirían la duración de los partidos, el sistema de puntuación y los métodos de arbitraje. Este último aspecto fue comentado por el número dos del mundo cuando le preguntaron, tras su partido contra Thiem, si le incomodaba el sistema electrónico que sustituye en las ATP Finals de Londres a los jueces de silla, una medida que se prueba como protocolo anti-COVID, para reducir la presencia de personas en pista por precaución contra posibles contagios.

“Cada cual tendrá sus opiniones y todas son válidas, no quiero polémicas, pero a mí me gusta más la pista tradicional, viste más con jueces de línea, aunque también escuché a Djokovic decir que no hacían falta, creo que fue en Roland Garros. Todo es respetable y no hay una opinión mejor que otra", dijo Nadal. "Son visiones del deporte distintas y a mí, personalmente, me gusta menos. Pero es lo que hay y bienvenido sea. Al menos, hay que ser capaces de adaptarse a las circunstancias que nos propone este mundo de hoy", continuó.

"Tenemos un deporte con margen para la evolución, que ha cambiado muy pocas cosas en los últimos 50 años, comparado con la mayoría. Pero no creo que este sea un camino de mejorar el espectáculo", espetó con firmeza el tenista balear, que tiene claras sus preferencias, y que puso un ejemplo muy gráfico de la deriva que según él puede provocar una medida de esa índole: "Como tradición, me gusta más ver una pista con los jueces de línea y con el de silla, aunque igual resulta que sólo está para cantar el resultado. Si queremos ir en esa dirección, puestos a que no haya líneas, el juez de silla tampoco haría falta. Para tomar decisiones podría haber un video análisis también automático que si hay duda se pueda pedir y ya hay un reloj para contar el tiempo…". "Podemos quedarnos solos en la pista los jugadores, a nivel tecnológico no sería problema. A mí me gusta que la parte humana intervenga en lo que es el deporte, porque aporta más valor y tiene más gracia”, concluyo. Un nuevo capítulo de una pugna por el futuro del tenis que puede traer cola y muchas discusiones en los próximos meses y que puede continuar estos días en Londres.