TENIS

Becker, acusado de ocultar bienes pese a su bancarrota

El extenista acudió este jueves a los tribunales de Londres tras ser acusado de esconder un piso en el barrio de Chelsea y 1,3 millones de euros pese a declararse en bancarrota.

Boris Becker acude al juzgado de Westminster para declarar por un supuesto delito de ocultación de bienes pese a declararse en bancarrota.
Max Mumby/Indigo Getty Images

Boris Becker sigue viviendo su calvario fuera de las pistas de tenis. El extenista alemán acudió este jueves a declarar a un juzgado de Westminster (Londres), después de ser acusado de ocultar varios bienes pese a declararse en bancarrota al no poder pagar las deudas que tenía que le podría suponer una pena de hasta siete años de cárcel.

A Becker, que se declaró en bancarrota en junio de 2017 y que sacó a subasta todos sus trofeos para recaudar dinero para poder pagar las deudas, se le acusa de haber escondido varios activos entre los que figurarían un piso en el barrio londinense de Chelsea, dos propiedades en Alemania que no habría declarado y dinero en efectivo por valor de 1,3 millones de euros, además de una deuda de 820.000 euros y 75.000 acciones de la empresa Breaking Data Corp.

Según recoge el diario The Guardian Becker negó siete cargos de ocultación de la propiedad, cuatro cargos de omisión de declaraciones en cuentas en dos entidades bancarias, dos cargos de remoción de propiedad, cinco cargos por no detallar su patrimonio y otro cargo por ocultar deudas. Si finalmente es condenado por todos estos cargos, el ganador de seis Grand Slam podría afrontar un castigo de hasta siete años de cárcel. La decisión sobre su culpabilidad se tomará el próximo 22 de octubre.