TENIS | BORIS BECKER

"Mis hijos viven una vez por semana un incidente racista"

El extenista alemán Boris Becker, quien fue criticado recientemente en su país por apoyar las manifestaciones, es padre de cuatro hijos.

"Mis hijos viven una vez por semana un incidente racista"
Sven Hoppe/dpa

La leyenda del tenis alemán Boris Becker denunció que muy frecuentementesus hijos se ven expuestos al hostigamiento racista. Becker explicó que el tema lo toca de manera muy personal: "Mis cuatro hijos son todos 'mixed race'".

"Mis tres hijos mayores viven al menos una vez por semana un incidente racista, por lo tanto mantengo un intercambio permanente con ellos sobre este tema", comentó la ex estrella del tenis germana al diario "Bild am Sonntag". Becker, de 52 años, contó que su hijo más pequeño, Amadeus, de diez años, "por suerte aún es bastante chico y no viaja solo tanto como sus hermanos más grandes".

El ex tenista estuvo casado conBárbara Feltus, hija de un soldado afroamericano y de una mujer alemana, y ambos tuvieron a Elias y Noah, actualmente de 20 y 26 años. Además, tuvo otra hija, Ana, que ahora tiene 20 años. Hace dos años, Noah fue blanco de las difamaciones de un político de la ultraderechistaAlternativa para Alemania (AfD).

El tres veces campeón en Wimbledon recibió numerosas críticas la semana pasada, debido a su participación en una manifestación contra el racismo en Londres, y se mostró conmocionado al respecto. "¡Estoy sorprendido, horrorizado, aterrado por los muchos insultos provenientes de Alemania por mi apoyo a la manifestación #BlackLivesMatters de ayer en Londres!", escribió entonces Becker en su cuenta de Twitter.

Y ahora comentó al periódico: "Desde Alemania fui insultado de la peor manera. A través de las redes sociales no me llegaron más que odio y malicia". Becker añadió que las tres madres de sus hijos tienen otro color de piel que él. "Por lo tanto cualquiera que tenga reservas respecto dela población negra me está atacando personalmente", advirtió. Al mismo tiempo se mostró consternado por haber sido atacado desde las filas de sus propios seguidores. "Muy sinceramente: puedo desistir de esos fans".

Becker comentó en sus declaraciones al "Bild am Sonntag" que contempla como su tarea brindarle la fortaleza a sus hijos para que puedan mostrar sus posiciones, también frente a aquellos que los ataquen. "Edúcate, infórmate. Cuanto más sepas, serás mejor". El ex tenista aseguró que con un racista incorregible no se puede hablar, porque no escuchará. "Pero cuando el racista ve que lo superas profesional y humanamente por tres largos, ese es un castigo mucho más duro. Ese es el mensaje para mis hijos", sostuvo.

Y dijo que él mismo eleva el tono cuando escucha expresiones racistas. "Reclamo que se intervenga", indicó, a la vez que hizo notarque ya realmente es hora de que se ponga fin al racismo de la vida cotidiana. "Ya no vivimos sobre los árboles. Ya hace mucho tiempo que hemos evolucionado de simios a humanos y deberíamos tratar a nuestros semejantes con el mismo respeto", recalcó