TENIS

Prórroga con dudas: habrá calendario el 15 de junio

La ATP mantuvo una reunión con los jugadores por Zoom y les hizo una propuesta para conocer su opinión. Las medidas especiales del Grand Slam neoyorquino generan dudas.

0
Rafa Nadal, en Zoom.
DIARIO AS

La ATP mantuvo este miércoles una reunión vía Zoom con un amplio grupo de jugadores profesionales (420), entre ellos los mejores españoles, en la que les informó sobre sus planes para retomar la temporada a partir de agosto. Se esperaba un anuncio importante sobre el futuro del circuito, parado desde el 12 de marzo, que finalmente no se produjo. El desenlace del culebrón que tiene en vilo al tenis mundial se conocerá después de una prórroga. Según fuentes consultadas por AS, la Asociación dio un plazo de cinco días a los tenistas, hasta el 15 de junio, para que manifiesten sus opiniones. En esa fecha, en principio, se anunciaría el nuevo calendario para lo que queda del curso 2020.

En este encuentro telemático de más de una hora y media, moderado por el presidente de la ATP, Andrea Gaudenzi, intervino la directora ejecutiva del US Open, Stacey Allaster (futura directora general), que confirmó que la intención de la USTA es que el Grand Slam neoyorquino se celebre en las fechas previstas (del 31 de agosto al 13 de septiembre), sin público y con las medidas especiales de seguridad sobre las que informó hace unos días. Incluyen, entre otras cosas, vuelos chárter desde Europa, mascarillas, controles diarios, restricciones en cuanto al hospedaje (un solo hotel para todos en el aeropuerto JFK) y el número de miembros del equipo de cada tenista (sólo uno podría entrar en las instalaciones de Flushing Meadows), comidas siempre en el torneo... Todas muy criticadas por los jugadores, empezando por el presidente del sindicato, Novak Djokovic, que podría plantearse no acudir porque, como otros muchos, no ve con buenos ojos estar un mes en el barrio de Queens, encerrado en una habitación a las afueras y sin poder entrar siquiera en Manhattan. “Son medidas muy extremas e inimaginables. Para mí, en este momento lo más realista es que la temporada se reanude en tierra batida, a comienzos de septiembre. En Madrid y Roma, posiblemente, antes de Roland Garros”, advirtió. La solución de la ATP para convencer al serbio y a sus compañeros pasaría por un ofrecimiento económico que supondría el aumento de los premios.

Además, en el US Open no habría fase previa y el cuadro de dobles sería más corto (24 parejas), con una compensación de dos millones de dólares (1,75 de euros) para los 350 jugadores que quedarían descartados. El Western & Southern Open de Cincinnati, con un cuadro más amplio, se trasladaría a Nueva York antes del major y se celebrarían antes los eventos de Washington y, probablemente, Winston-Salem. También se contemplan otros dos escenarios: la cancelación de Cincinnati, con lo que la previa del US Open se celebraría, y la suspensión de ambos torneos, en el peor de los casos si las condiciones sanitarias no se cumplen. Al mismo tiempo, podrían disputarse torneos de tierra batida en Europa.

En la reunión se habló de otros asuntos como el reinicio del ranking, congelado antes de Indian Wells, los puntos que se ganarían en cada torneo o si existe algún positivo por COVID-19 entre los tenistas, aspectos que no tiene demasiado claros aún la ATP. A los jugadores también les preocupa que no haya igualdad de condiciones para todos por las restricciones de cada país. No quieren un circuito para unos pocos. En cuatro días habrá un veredicto. 

Propuesta de calendario

La WTA, que tuvo representación en la reunión de la ATP, aunque sólo para observar, va un poco por libre en cuanto a sus planes para retomar la actividad. La jugadora británica Tara Moore publicó en su cuenta de Twitter una propuesta de calendario enviada a todas las jugadoras, con membrete de la Federación (ITF), en la que figuran las fechas de los torneos de Washington (10 al 16 de agosto), Cincinnati con sede en Nueva York (17 al 24 de agosto) y el US Open (31 de agosto al 13 de septiembre). También las de Madrid (13 al 19 de septiembre), Roma (20 al 26 de septiembre) y Roland Garros (27 de septiembre al 11 de octubre). Según esa planilla, la actividad femenina volvería el 3 de agosto en Charleston y Palermo. El resto se mantendría como estaba antes de la pandemia, con las WTA Finals desde del 8 al 15 de noviembre. El órgano de gobierno del tenis femenino mantiene informadas a las jugadoras semanalmente.