TENIS

La emotiva carta del padre de un alumno confinado en la academia de Juan Carlos Ferrero

La J.C. Ferrero Equelite Academy Sport ha hecho pública la carta de un padre de uno de los alumnos que lleva dos meses confinado en las instalaciones.

La emotiva carta del padre de un alumno confinado en la academia de Juan Carlos Ferrero
EQUELITE DIARIO AS

El confinamiento provocado por la pandemia de coronavirus en España es una época dura para los ciudadanos. Especialmente para los que lo están pasando lejos de su familia. Uno de los muchos ejemplos es el de los alumnos de la Juan Carlos Ferrero Equelite Academy Sport situada en Alicante. Llevan casi dos meses confinados en ella y esta semana un padre quiso transmitir a la dirección su agradecimiento mediante una carta, la cual han hecho pública desde la propia academia.

Soy Padre de un chico que con la máxima ilusión ingresó en vuestra ACADEMIA allá por el mes de septiembre. En la alforja llevaba todos los sueños e ilusiones que un joven tenista puede tener, al ingresar en una de las más prestigiosas academias de este deporte a nivel internacional.

Desgraciadamente, a principios de marzo, consecuencia de la pandemia mundial por el covid19, parte de esas metas, viajes, torneos, éxitos deportivos, se han visto en parte muy mermados.

Pero todas las cosas en la vida tienen sus partes positivas, después de más de dos meses sin poder ver a nuestro hijo, tenemos la certeza que la decisión que tomamos al principio del curso escolar, de su ingreso en la EQUELITE, ha sido todo un acierto. A pesar de la incertidumbre, estamos seguros que actualmente, no hay un sitio mejor donde puedan estar nuestros hijos.

Esta ACADEMIA no es sólo un sitio donde aprender tenis, es una forma de vida, una fábrica de valores, un lugar donde hacer crecer a los chicos y chicas de forma integral, sana y con espíritu de sacrificio.

Desde el día que se decretó el estado de alarma, no habéis dudado en encerraros con esa mercancía tan valiosa para todos nosotros y hacer vuestra nuestra propia familia.

Valgan estas pocas palabras para agradecer a todos/as los que componéis este grupo de trabajo tan magnífico, el agradecimiento mío y de mi familia y que seguramente compartan el resto de ellas.

Al propio Juan Carlos Ferrero, Toni Cascales, Iñaki; Lola, Amelia, Carmelo, todos los entrenadores, preparador físico, cocineros, vigilantes, jardineros, maestros/as, etc, os estaremos eternamente agradecidos, y a pesar de las dificultades que se vislumbran en un futuro inmediato, seguiremos apostando por esta maravillosa familia y forma de entender la vida.

MIL GRACIAS. Manuel N.