Elina Svitolina
Garbiñe Muguruza
1 Set 2 Set 3 Set
1 2 -
6 6 -

OPEN DE AUSTRALIA

Muguruza resurge con un partidazo ante Svitolina

Garbiñe Muguruza volvió a dominar a la ucraniana Elina Svitolina en un Grand Slam, como el año pasado en Roland Garros, y en octavos se medirá a Bertens.

Muguruza resurge con un partidazo ante Svitolina
Mark Kolbe Getty Images

Se la esperaba desde hace tiempo y para alegría de muchos ha vuelto. Quizá la mejor versión de Garbiñe Muguruza en tres años, con contadas excepciones en los dos últimos, resurgió en la pista central del Open de Australia y ante una rival de fuste, la quinta favorita, Elina Svitolina. La española volvió a ganar a la ucraniana en un Grand Slam (6-1 y 6-2 en 67 minutos). De hecho, siempre pudo con ella en los grandes torneos. Cuatro se sus cinco triunfos fueron en majors (Roland Garros2012 y 2019, Wimbledon 2012 y Australia 2020) y uno en un Premier Mandatory, el de Indian Wells 2017. Garbiñe está en octavos donde se medirá el lunes con la holandesa Bertens, que superó a la kazaja Diyas (6-2 y 7-6 (3), con la que tiene un balance favorable (2-1). 

Muguruza sacó de maravilla, dirigió el juego fenomenalmente, sobre todo con el revés, cambiando direcciones con una movilidad excelente. Después entró a saco con el drive y subió con intención y mucho acierto, más del que en ella era habitual. Es uno de los aspectos que da impresión de mejora en su juego. Aunque ella prefiera mantener en secreto el trabajo que hace con su entrenadora, Conchita Martínez, la aragonesa era una maestra en esa suerte y puede ayudar a Garbiñe. Su actitud, ya se ha dicho antes, es impecable en esta nueva etapa y eso le lleva a tener determinación ante cualquier rival.

El primer set fue una obra de arte de Muguruza. Cinco puntos perdidos con su saque (84% ganados con primeros al final), 11 golpes ganadores (31 en total), tres errores no forzados (nueve) y 4/5 en la red (14/16 a la conclusión. En el segundo juego ya tuvo un 15-40 que no pudo aprovechar, y a partir de ahí encadenó un 5-0 demoledor. En la segunda manga no bajó el ritmo. Siguió percutiendo como un martillo pilón y rompió dos veces el servicio de Svitolina, que veía con desesperación como su tenis rebotaba en la solidez inquebrantable de Garbiñe. Para colmo, en el último juego del partido se le escapó un 15-40 y entregó el partido con sólo tres juegos ganados, su peor registró contra la española. En el Año Nuevo chino, un país que le adora, Muguruza voló sobre la pista. “La he parado y estoy muy feliz”, dijo al final de su gran actuación. Ojalá vengan más.

Resultados del cuadro femenino del Open de Australia.