ATP FINALS

Adiós al Masters en la cima

El balear ganó a Tsitsipas, pero quedó eliminado al caer Medvedev ante Zverev. David Ferrer fue el último que se quedó fuera con dos victorias en 2012.

Adiós al Masters en la cima
GLYN KIRK AFP

No hubo carambola para Nadal. Alexander Zverev, vigente campeón de las ATP Finals, ganó sin muchos problemas a Medvedev por 6-4 y 7-6 (4) en 78 minutos) y será quien juegue las semifinales este sábado contra Thiem (Tsitsipas y Federer disputarán el otro cruce).

El balear sigue sin suerte en el torneo de Maestros y cae en la fase de grupos por cuarta vez en nueve participaciones, aunque podría haber jugado otras seis de no haber sido por diferentes lesiones. Es el gran título que le falta en su carrera y tendrá que esperar al año que viene para volver a intentarlo. Pese a haber ganado dos partidos, el balear se va para Madrid, donde jugará con España la nueva fase final de la Copa Davis. En el triple empate con Tsitsipas y Zverev salió perjudicado, porque en ese caso el griego era primero del Grupo Agassi, Zverev segundo y Nadal tercero al desempatar según el porcentaje de sets ganados (5-2, 4-2 y 4-4, respectivamente). Además, el alemán había batido al español el lunes (otro gallo hubiera cantado, seguramente, sin la lesión abdominal de París-Bercy), factor determinante en la igualada por la segunda plaza en caso de que ambos hubieran tenido el mismo balance de mangas. Necesitaba que Medvedev, ya eliminado, le hiciera un favor y eso no ocurrió.

Nadal se va con el consuelo de ser el número uno del mundo en 2019 y de haber cumplido con su parte en la jornada de ayer. Con otra demostración de fuerza y coraje, hizo los deberes para remontar y vencer por 6-7 (4), 6-4 y 7-5 a Tsitsipas, un rival top que llegaba invicto a la cita y sin haber perdido ni un set. Nadal no está en modo rodillo, su juego no es imperial, pero es el tenista que mejor compite y por eso es capaz de reventar a contrincantes de 21 años como el griego, a quien ya ha vencido, con esta, cinco veces en seis enfrentamientos.

Decepcionante

El español dijo que seguramente no vería el partido completo entre Medvedev y Zverev y no sabemos si lo hizo. Si fue así, seguro que se llevó un disgusto. Porque a Medvedev no le motivó demasiado el objetivo de no irse a Madrid (jugará con Rusia en el grupo de España) sin un 0-3 en su casillero, ni perder 200 puntos y 195.000 euros que le hubieran dado por ganar. Estaba fuera y no opuso demasiada resistencia, sobre todo en el primer set. En el segundo se quejó por unas molestias en el brazo derecho y luego mejoró e intentó poner al público de su lado para remontar, pero fueron fuegos fatuos, y en el desempate fue claramente superior Zverev, que tenía más deseo como campeón de 2018 y celebró el triunfo con rabia.

Nadal alarga su historial negativo en las Finals, un torneo en el que su mejor resultado fueron las finales de 2010 y 2013, cuando le ganaron Federer y Djokovic, respectivamente. Nunca había quedado eliminado con dos victorias. De hecho es algo bastante inusual. El último que sufrió ese infortunio fue otro español, David Ferrer, en 2012. A Rafa le queda el orgullo de haber levantado el trofeo que le acredita como número uno y la satisfacción de haber completado un temporadón ATP, con cuatro títulos (Roma, Roland Garros, Montreal y US Open), la final de Australia y seis semifinales. El Masters tendrá que esperarle. De no haber sido por aquella lesión abdominal en París-Bercy...