Roberto Bautista
Richard Gasquet
1 Set 2 Set 3 Set
6 6 2
7 3 6

MASTERS 1.000 CINCINNATI | BAUTISTA - GASQUET

Bautista vuelve a chocar contra el muro de cuartos

El español cayó derrotado (6-7, 6-3 y 2-6) ante un combativo Richard Gasquet, que sigue con su semana fantástica. La semana pasada también fue apeado en esta ronda.

Roberto Bautista, durante un partido.
Rob Carr AFP

No termina la semana de ensueño de Richard Gasquet, quien parece haber recuperado su mejor tenis cuando el US Open se encuentra a la vuelta de la esquina. El francés doblegó a Roberto Bautista en tres sets (6-7, 6-3 y 2-6) y en más de dos horas de partido. El español buscó la épica, al perder el primer set en el desempate, pero en la última manga el francés se mostró inabarcable. Bautista vuelve a caer en cuartos, como hace siete días.

El primer set del partido mantuvo el esquema propio de los encuentros disputados en pista dura: dominio con el saque y pocas opciones para el tenista que protagonizaba el resto. Tanta era la igualdad que ninguno de los tenista dispuso de una bola de ruptura para robarle el saque a su oponente. Bautista actuaba con oficio, mientras que a Gasquet se le veía un poco más suelto, sobre todo cuando conectaba con su revés (siete golpes ganadores). Con las espadas en todo lo alto, ninguno concedió bola de ruptura, hubo que alcanzar el tie break para decidir el ganador del primer parcial y, cuando más apretaba el sol, más activo se puso Gasquet. El español torció el gesto con el primer mini break que concedió y ya no pudo rehacerse.

En la segunda manga, el partido dio un giro de 180 grados. Bautista subió una marcha más su tenis y terminó de entrar en el duelo. Salvó una bola de break que le podría haber costado el partido y, además, contestó robándole el servicio a Gasquet (3-1). El francés denotaba gestos de cansancio (54% de primeros) e intentó acortar los intercambios. Puntos más rápidos, pero también un aumento en la cuenta de errores no forzados. El castellonense se contuvo y no cayó en la trampa, sabedor de su ventaja, para cerrar con otro break el set (6-3).

Sin embargo, si parecía que la aguja de la gasolina de Gasquet estaba llegando a la reserva, el que terminó por cortocircuitarse fue Bautista. El francés, con energías renovadas, domó el ímpetu del castellonense dos breaks consecutivos (1-4). Bautista peleó, sabedor de que el muro de cuartos volvía a estar cerca de él, pero era demasiado tarde, Gasquet era un gigante inabarcable. El francés sigue sin despertar de su sueño.