Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Levante Levante LEV

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Serie A
Milan Milan MIL

-

Inter Inter INT

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

WIMBLEDON

Así desquició Nadal a Kyrgios

Pese a las tretas del tenista australiano en algunas fases del partido, el balear hizo gala de su fortaleza mental, llegando a sacar de sus casillas al australiano.

Rafa Nadal volvió a demostrar por qué es uno de los tenistas con más fortaleza mental del circuito y lo hizo ante Nick Kyrgios, uno de los tenistas más agitadores durante los partidos, en los que alterna talento y excentricidades a partes iguales.

Nadal sabía a lo que se exponía en este partido con el australiano y tuvo que hacer frente a los saques de cuchara de Kyrgios y los movimientos del australiano a la hora de sacar para desconcentrarle, aunque Nadal supo mostrarse paciente a la hora de servir.

El balear poco a poco fue capaz de afrontar con serenidad los aspavientos de Kyrgios e incluso entró al juego del australiano de forma más sutil. Nadal alargó la espera entre set y set pese a la rapidez del australiano a la hora de sacar, desesperando a Kyrgios al inicio de cada manga y notándose cierto enfado en el rostro del australiano antes de servir mientras esperaba para sacar.

Esta desesperación se tradujo en reiteradas protestas de Kyrgios al juez de silla por la demora de Nadal a la hora de sacar, que finalmente desencadenaron en un warning por parte del árbitro al australiano mientras Nadal disimulaba para más enfado de Kyrgios.

El bolazo intencionado del tercer set hizo que Nadal aumentase aún más su intensidad. La tensa mirada hacia Kyrgios tras esta acción dio paso a un Nadal celebrando cada juego ganado como si se tratara de un título de Grand Slam. Esa celebración llegó a su máximo espelendor al final del tercer set cuando Rafa celebró el ponerse por delante en el marcador con un gran salto y un "¡Vamos!" ensordecedor que le sirvió de estímulo para mantener la compostura y llevarse la victoria ante el australianom para pasar a tercera ronda del major londinense.