Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

ROLAND GARROS

Nadal: "Federer no hay dos en este mundo, por suerte"

El español derrotó en tres sets (6-3, 6-4 y 6-2) a Roger Federer, que sigue sin vencerle en París. Explicó que fue difícil hacer frente a las rachas de viento.

Rafa Nadal jugará por su 12º título en Roland Garros, después de derrotar a Roger Federer por 6-3, 6-4 y 6-2. Una exhibición en medio de rachas de viento molestísimas. "Desde ahí dentro se veía todo muy complicado. Por eso al comienzo cometimos muchos errores y tardamos un rato en entender cómo iba el viento. A partir de ahí comenzamos a jugar los dos mejor", explicó.

"Federer en el segundo set estaba jugando muy bien, se decidió a jugar muy agresivo dos juegos a contraviento. A favor de viento, el servicio se hace complicado porque tienes miedo de fallar el primero y perder el segundo por errores mínimos. Federer mostró una determinación brutal y por milímetros no me ha hecho el break", relató sobre el desarrollo de la segunda manga.

"No me cuesta controlar mis emociones. Son muchos años de experiencia y para mí es muy bonito volver a la final. Además, viniendo de una época un poco más complicada, ser capaz de jugar así en este tramo de la temporada de tierra significa mucho y me da energía para seguir adelante. Ahora tengo un día de descanso y sólo espero estar preparado para el domingo, avanzó.

Ojalá veamos a alguien batir mi récord en Roland Garros

Más tarde, en rueda de prensa, insistió en que las condiciones habían sido "muy duras, muy difíciles de manejar". Y explicó los momentos que fueron clave para él en el duelo: “El viento hay que entenderlo y jugar con él, pero salí con la determinación de no quejarme. Hubo tres momentos claves: ganar el primer set, devolverle el break con el viento en contra en el segundo set y el 4-3 y 4-4 de ese parcial. Luego hice el break desde un 40-0 y él se quedó sensaciones negativas y yo positivas”.

Nadal habló solo que significa para él Federer: "Es el mayor rival de mi carrera, y no era un partido más de semifinales, era muy especial. Había cosas que ajustar, porque en tierra no nos habíamos enfrentado hace tiempo. Mi objetivo era hacer las cosas que sé hacer bien”. También le preguntaron por la posibilidad de que el partido de este viernes se repita en París: “Ojalá pueda volver muchos años a Roland Garros y él también, pero siendo realistas no jugaremos diez años más aquí. Hace unos años no creo que hubiéramos pensado en estar aquí jugando a este nivel. Yo lo agradezco. Es una victoria muy importante, que significa mucho para mí, y para el torneo es bueno haber tenido a Federer a un nivel tan alto en tierra. No he pensado que esta puede ser la última vez que me enfrente a Federer en tierra, pero la lógica te lleva a pensar que esa última vez está cada vez más cerca. Llevamos muchos kilómetros encima, pero ojalá nos volvamos a encontrar, porque apreciamos estos partidos y los vivimos con emoción". También respondió a los elogios del helvético: "Yo tampoco puedo entrenar con nadie como él, Federer no hay dos en este mundo, por suerte”.

Acerca del hecho que vaya a jugar doce finales en Roland Garros y que no haya perdido ninguna hasta ahora, con respecto al récord de Bjorn Borg, que ganó seis de seis, Nadal reconoció que es "increíble, algo muy especial y muy difícil de explicar". Pero explicó que prefiere "no pensar en eso". "Esto se trata de seguir haciendo las cosas que hago sin un exceso de ambición”. Luego dijo que espera que algún día, alguien pueda superar su marca en el torneo: “De momento he ganado 11 veces Roland Garros, una cifra que es difícil de igualar y se tiene que unir muchos factoras, pero si lo he hecho yo, que soy una persona normal, lo podrá hacer alguien. Ojalá que lo veamos, porque los récords están para batirlos y promocionar este deporte”.