Competición
  • Copa América
  • LaLiga 1,2,3
  • Mundial Femenino
  • MotoGP
  • Eurocopa Sub 21
  • Moto3

MUTUA MADRID OPEN

Djokovic frena a Thiem y jugará su tercera final en Madrid

Djokovic se impuso en dos desempates a Thiem, que acumulaba ocho victorias consecutivas y buscará su 33º título de Masters 1.000 ante Nadal o Tsitsipas.

El mejor Novak Djokovic ha vuelto... otra vez. Tras unos meses en los que su maquinaría no carburaba, con derrotas prematuras en los torneos que jugó después de triunfar en el Abierto de Australia, el serbio parece en disposición de devorar a todo aquel que se le ponga por delante. Este sábado lo hizo con Dominic Thiem, el tenista que venía demostrando mejor forma y juego, que parecía invencible en tierra y que abrumó al mismísimo Nadal en Barcelona. Ganó en dos disputadísimos sets de un nivel muy alto, que duraron 2h:22: 7-6 (2) y 7-6 (3). Con su triunfo, Djokovic jugará por tercera vez la final del Mutua Madrid Open y las otras dos que disputó (2011 y 2016) las ganó.

Thiem se quedó a las puertas de la tercera consecutiva, quizá algo cansado por la acumulación de partidos (llevaba ocho victorias seguidas) y el hecho de haber jugado también el torneo de dobles (está en semifinales junto a Schwartzman). El Terremoto de los Balcanes se vengó de las dos últimas derrotas ante el austriaco y ahora le domina por 6-2. La de este sábado (18:30, Teledeporte y #Vamos) ante Nadal o Tsitsipas, será la número 48 de Nole en Masters 1.000 (32-15 hasta ahora) en busca del título 33 para empatar con el balear, que podría ser su rival.

Con esa potencia de golpeo que asombra el circuito ATP, Thiem desbordó de salida a Djokovic y le rompió el saque en el tercer juego. El balcánico, gran restador, le fue cogiendo el tranquillo al juego de su rival, contraatacó e igualó el primer set con un quiebre para el 3-3. Después, el austriaco tuvo dos puntos de break con 4-4, cuando el juez de silla, el español Nacho Forcadell, le señaló a Djokovic dos faltas de tiempo por retrasar el servicio. De haber aprovechado alguno hubiera sacado para apuntarse el primer parcial. Nole aguantó y se llegó a un desempate donde fue mejor y más listo.

La segunda manga fue muy parecida, se adelantó de nuevo Thiem, esta vez algo más tarde (4-2), y, acto seguido, Djokovic le devolvió el quiebre con sabiduría y paciencia, sacó adelante su turno y con 5-5 presionó hasta ponerse en disposición de ganar el partido. Entonces, Dominic reaccionó, cogió un 0-40 y una doble falta del titán de Belgrado llevó el duelo, intenso y emocionante, a otro desempate. En esa suerte, Djokovic, curtido en mil batallas, impuso su experiencia de nuevo y con rabia, golpeándose con el puño en el corazón, celebró una victoria que le coloca en otra final y le mete en el camino del éxito que recuperó el año pasado en Wimbledon.

0 Comentarios

Normas Mostrar