Competición
  • Champions League

 

Caroline Wozniacki
Petra Martic
1 Set 2 Set 3 Set
6 6 -
3 4 -

TENIS | CHARLESTON

Wozniacki no da opción a Martic y estará en la final de Charleston

Wozniacki no da opción a Martic y estará en la final de Charleston

Volvo Car Open

La danesa superó a la croata, que dio la sorpresa en cuartos eliminando a Bencic, en dos sets gracias a su seguridad con el servicio.

Un balance de 5-0. Ese es el pleno de victorias que registraba Caroline Wozniacki ante Petra Martic a lo largo de su carrera, una premisa que hoy ha vuelto a cumplirse en el torneo de Charleston. La croata, que dio la sorpresa en cuartos de final eliminando a la suiza Belinda Bencic, no pudo contrarrestar el sólido juego de la danesa y cayó en dos sets por un marcador de 6-3 y 6-4 en 1 hora y 27 minutos.

Todo comenzó igualado, una lucha de poder a poder con buenos golpes ganadores por parte de ambas tenistas. Pero en el sexto juego de la primera manga, la danesa obtuvo el premio a su insistencia. Tras varias bolas de break a su favor, Wozniacki consiguió quebrar el servicio de la croata para ponerse 4-2 arriba. Posteriormente consolidó el break ganando su saque y terminó cerrando el set por 6-3 a lo grande, con un saque directo.

En el segundo parcial, Martic comenzó a dar síntomas de cansancio en algunos peloteos largos y Wozniacki no tardó en hacerse con el control. La danesa rompió una vez más el saque de la croata en el tercer juego para conseguir una ventaja que parecía definitiva. Pero sólo lo parecía. Con todo en contra, Martic fue soltándose cada vez más y encontró la clave que necesitaba su juego: bolas altas para incomodar los ataques de la danesa. La táctica funcionó hasta igualar el marcador (4-4), pero en los dos últimos juegos, Wozniacki no quiso dar lugar a sorpresas y acabó cerrando el encuentro.

Con Sloane Stephens eliminada contra todo pronóstico ante Madison Keys, la danesa se convierte en la candidata número uno a ganar el torneo estadounidense. Se medirá en la final a la puertoriqueña Mónica Puig o a la verdugo de Stephens.