Asleigh Barty
Karolina Pliskova
1 Set 2 Set 3 Set
7 6 -
6 3 -

TENIS | MIAMI OPEN

Barty asciende: 14ª campeona distinta en 14 torneos de 2019

Barty asciende: 14ª campeona distinta en 14 torneos de 2019

JULIAN FINNEY

AFP

Barty ganó con facilidad a Karolina Pliskova en la final de Miami el primer título de un Premier Mandatory de su carrera. Entra en el top-10 también por primera vez.

Asleigh Barty sigue en progresión ascendente y tras un comienzo de temporada brillante ya está en el top-10 del tenis femenino mundial. La australiana, que llegó a plantearse dejar el tenis en 2014 (jugó dos años al cricket), ha crecido en los últimos años como jugadora individual tras un brillante inicio como doblista y este sábado ascendió en el escalafón al capturar el primer título Premier Mandatory (equivalente al Masters 1.000 masculino) de su carrera. En la final del Miami Open venció por 7-6 (1) y 6-3) a la mejor jugadora del curso por victorias (21-5), Karolina Pliskova, que tenía la oportunidad de ser la primera en sumar dos trofeos en 2019. No lo hizo y Barty se convirtió así en la 14ª campeona distinta del año en los 14 torneos disputados.

La aussie, primera de su país que gana el torneo del estado de Florida, desplegó todos sus recursos para doblegar a la checa, que se atragantó con su propia medicina, el saque. Barty le endosó 15 aces a la líder del año (183) y del torneo (37) en ese apartado y así dominó el partido después de encajar en el primer set el único quiebre del partido en su contra. A partir de ahí jugó mucho mejor que una Pliskova que con el paso de los minutos evidenció un cansancio que después reconoció. El revés cortado, para muchos el mejor del circuito femenino, le funcionó a Barty, que movió a placer a su rival.

En la segunda manga jugó con más facilidad aún y rompió el saque de Pliskova de salida. Conchita Martínez, entrenadora de la jugadora de Praga, intentó animar a su pupila, pero a esta le fue imposible responder físicamente al juego ágil de su contrincante, que cerró el triunfo más importante de su carrera con otro break. "Sabía que me tendría que poner mis zapatillas de correr hoy", bromeó al final. Y la verdad es que se movió con electricidad ante una Pliskova mucho más pesada sobre la pista. Barty ya es novena del mundo, ha llegado a la cima y parece que para quedarse.