US OPEN

Schnyder 'resucita' en Nueva York y vuelve a un Grand Slam

Schnyder 'resucita' en Nueva York y vuelve a un Grand Slam

TWITTER: @usopen

La suiza volverá a disputar un Grand Slam tras de siete años de ausencia en los que ha conseguido recuperar la ilusión por jugar al tenis tras anunciar su retirada en 2011.

Patty Schnyder está de vuelta. La tenista suiza de 39 años consiguió este viernes superar la tercera y última ronda previa del US Open ante la estadounidense Jessica Pegula por 6-3 y 6-2 y sacar de esta forma el billete para el cuadro final. Algo que no conseguía en un Grand Slam desde el año 2011 cuando cayó en primera ronda tanto de Australia como de Roland Garros. La de Basilea consigue de esta forma convertirse en la jugadora más veterana en alcanzar el cuadro final de uno de los cuatro grandes desde la fase previa.

 Pero la historia de superación de Schnyder viene de lejos. La talentosa jugadora helvética comenzó su carrera en el circuito profesional con tan solo 20 años y como una de las tenistas llamadas a ser uno de los grandes nombres del circuito en el comienzo del siglo XXI. Los inicios no pudieron ser mejores. En 10 años, la suiza se erigió como una de las grandes tenistas del panorama internacional cosechando 11 títulos en individuales y 5 en dobles. Madrid, Zúrich, Cincinnati o Palermo fueron algunos de los torneos más prestigiosos que consiguió la zurda de Basilea.

Schnyder fue coetánea de grandes tenistas españolas como Arantxa Sánchez Vicario, ya en la recta final de su carrera en el momento de explosión de Schnyder, o de Conchita Martínez con la que compartió entrenador, el holandés Eric Van Harpen. De su mano, consiguió alcanzar la séptima posición del ranking, las semifinales del Open de Australia y los cuartos de final del torneo australiano, Roland Garros y US Open en dos ocasiones cada uno. 1998 fue el año de su consolidación. Cuartos en Roland Garros y el US Open dieron credibilidad a una suiza que brillaría durante diez años al más alto nivel.

Con el entrenador holandés consiguió también perfeccionar su dejada. Su estilo y eficacia a la hora de ejecutar los golpes cortados terminarían por convertir sus dejadas en uno de los golpes más temidos por sus rivales y en uno de los más admirados por el gran público. A principios del nuevo siglo, Schnyder decidió cambiar de entrenador y pasar a estar a las órdenes del alemán Rainer Hoffmann. El cual le propondría un revolucionario método de alimentación basado principalmente en el consumo exclusivo de zumos que hicieron perder peso a la suiza.

La de Basilea perdió mucha fuerza física y sus resultados fueron empeorando de forma paulatina. Schnyder contrajo matrimonio con su entrenador lo que terminaría de 'contaminar' una relación que terminó siendo muy tóxica para ambos, hasta el punto de que se divorciaron hace seis años. Su situación personal consumió anímicamente a una Schnyder que fue perdiendo poco a poco su interés por el tenis.

Hasta el punto de que en 2011, la pasión por el tenis se apagó. Schnyder anunciaba su retirada del tenis profesional tras caer en primera ronda de Roland Garros a manos de la rumana Sorana Cirstea por 6-1 y 6-3. "Ha sido una decisión difícil, pero es algo que me sale del corazón", reconocía Schnyder en la rueda de prensa posterior al encuentro. Las fuerzas y la pasión se habían esfumado. La preocupación por su familia, fue madre en 2014, y su gran interés por el mundo de los animales aparcaron el tenis durante un tiempo.

Sin embargo, el tenis volvería a 'arrancar' años más tarde. Cuatro años después de anunciar su retirada, Schnyder volvería a disputar con 36 años un partido de tenis en el cuadro principal de un torneo. Lo haría el 21 de octubre en el torneo ITF de Joue-Les-Tours en Francia. El encuentro finalizó con derrota ante la francesa Irina Ramialison por 2-6, 6-2 y 6-3. Tras la derrota, la suiza volvería a dejar el tenis durante ocho meses para regresar a las pistas en abril y desde entonces no volver a poner el freno de mano. Dos años después de su regreso volvió a cosechar su primera victoria en el circuito WTA. Lo hizo ante su compatriota Amra Sadikovic por 6-4, 6-7 (7) y 7-6 (6). Si bien es cierto la suiza ya había cosechado en el intervalo de esos dos años triunfos en torneo ITF como el de Budapest o el de Quanzhou.

Esta temporada ha vuelto a colocarse entre las 200 primeras del ranking, actualmente es la 187 del mundo, y ha vuelto a tener el 'derecho' de jugar las rondas previas de los Grand Slams. En Australia y Wimbledon cayó a las primera de cambio pero ahora en Estados Unidos ha conseguido superar las tres previas y volver a disputar un Grand Slam siete años después. Schnyder 'resucita' en Flushing Meadows donde se consagró en 1998 tras conseguir alcanzar la antepenúltima ronda de más de un grande en una misma temporada.

0 Comentarios

Normas Mostrar