Competición
  • Europa League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Europa League
LASK LASK

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

APOEL APOEL APO

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Rennes Rennes REN

-

Celtic Celtic CLT

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Lugano Lugano LGA

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

Arsenal Arsenal ARS

-

Dinamo Kiev Dinamo Kiev DKI

-

Malmö Malmö MAL

-

Cluj Cluj CFR

-

Lazio Lazio LAZ

-

Basilea Basilea BSL

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

PSV PSV PSV

-

Sp. Portugal Sp. Portugal SPL

-

Standard Standard SDL

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

Besiktas Besiktas BES

-

Oporto Oporto OPO

-

Young Boys Young Boys YB

-

Gent Gent GNT

-

Saint-Etienne Saint-Etienne SET

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

CSKA M. CSKA M. CSM

-

Partizán Partizán PTZ

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

M. United M. United MNU

-

FC Astana FC Astana AST

-

Wolfsburgo Wolfsburgo WOL

-

Oleksandria Oleksandria OLK

-

Wolves Wolves WVH

-

Braga Braga BRG

-

Roma Roma ROM

-

Basaksehir Basaksehir BAS

-

Rangers Rangers RAN

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

B. MGladbach B. MGladbach BMO

-

WAC WAC

-

LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Sportivo Estudiantes Sportivo Estudiantes CSE

-

Barracas Central Barracas Central CAB

-

FINALIZADO
Godoy Cruz Godoy Cruz GOD

0

River Plate River Plate RP

1

Dimitrov ya es un 'Maestro'

ATP FINALS

Dimitrov ya es un 'Maestro'

El búlgaro ganó a Goffin y levantó el título más importante de su carrera para cerrar de manera impecable un Masters del que sale invicto y como número 3 del mundo.
Nadal - Dzumhur: Masters 1.000 de Roma

Londres

Grigor Dimitrov ha vuelto y parece que para quedarse. El búlgaro ha ganado este domingo el título más importante de su carrera al superar en tres sets a un muy meritorio David Goffin: 7-5, 4-6 y 6-3 en dos horas y 30 minutos. Se convierte en el primer debutante que alza el trofeo del Masters desde que lo hiciera Álex Corretja en 1998 (venció a Carlos Moyá). Hace ocho años que no ganaba el torneo un jugador que no fuera o hubiera sido número uno, y que no se llamara Federer, Djokovic o Murray. En 2009 lo consiguió Nicolay Davidenko. Dimitrov, además, cierra su participación invicto, con un impecable 5-0. Y es el primer 'Maestro' búlgaro.

Profesional desde 2008, Grigor despuntó en 2013 y 2014 cuando alcanzó por primera vez el top-10. Pero después, coincidiendo con su relación con Maria Sharapova, cayó en una crisis de juego y resultados que le apartó de la élite del tenis hasta que se puso en manos de Daniel Vallverdú hace un poco menos de dos años. La colaboración entre el jugador y el joven técnico de tan solo 31 años dio sus frutos y el búlgaro volvió al mapa tenístico con mucha fuerza tras llevar hasta el límite a Rafa Nadal en las semifinales del Abierto de Australia. Perdió en cinco sets, pero los que aún no le conocían se quedaron asombrados.

Baby Federer, como le llamaban por la similitud de su estilo de juego con el del suizo, parecía centrado. Venía de vencer en Brisbane y, tras su brillante actuación en Melbourne, ganó dos títulos más, Sofía y el Masters 1.000 de Cincinnati. No tuvo suerte en el resto de Grand Slams, pero fue escalando en el ranking y después de ser el mejor en las ATP Finals ya es tercero. Goffin, que empezó el Masters ganando a Nadal, sube al séptimo puesto.

Otra historia

Dimitrov había vapuleado a Goffin el pasado miércoles en la fase de grupos (6-0 y 6-2), pero se encontró una versión mejorada del belga, crecido tras eliminar nada más y nada menos que al seis veces campeón, Roger Federer. De hecho, fue él quien golpeó primero con una rotura de saque a las primeras de cambio. Grigor se recuperó rápido, pero su rival volvió a adelantarse inmediatamente. Tras este comienzo inestable en los servicios, las cosas volvieron a la normalidad y el set se alargó hasta que en el duodécimo juego Dimitrov, muy preciso con sus preciosos reveses cortados, volvió a ganar al resto y se lo apuntó.

No se amilanó Goffin, quien sin maravillar, pero con valentía y determinación para sacar y subir a la red, conectó más golpes ganadores (20-37 a su favor al final) y empató en una segunda manga casi perfecta en la que solo cometió 6 errores no forzados. Sus defensas se convertían en ataques letales ante un Dimitrov que seguía golpeando la bola con clase, pero con menos profundidad. Quedaba un último parcial. En su inicio, ambos jugadores amenazaron los servicios del otro, pero aguantaron. En el sexto juego, la resistencia de Goffin, que casi triplicó sus fallos (16), se resquebrajó y con 4-2 y saque, la confianza de Dimitrov se disparó hacía su octavo título, el más importante. Como había dicho él en la previa, lo logró en "el mejor día para jugar al tenis", un domingo.

0 Comentarios

Normas Mostrar