TENIS

Tomic la vuelve a liar: "Juego por dinero, no amo el tenis"

Bernard Tomic, tenista australiano

Jason Reed

REUTERS

El australiano se despachó a gusto en un late show de la televisión australiana. Ya fue multado con 15.000 dólares en Wimbledon por una rueda de prensa subida de tono
Nadal - Berdych en directo: Open de Australia 2019 en vivo

El tenista australiano Bernard Tomic sigue generando más expectación por lo que dice fuera de la pista que por lo que hace dentro de ella. Si en Wimbledon fue sancionado con una multa de 15.000 dólares por decir que se había aburrido durante un partido y que jugaba por dinero, esta vez ha vuelto a reiterar que lo que le mueve a ser un profesional de este deporte es el dinero y no la pasión.

"Juego por dinero. Nunca he amado el tenis" dijo Tomic en una entrevista para el programa Sunday Night del Canal 7 de la televisión australiana. El jugador de 24 años, nacido en Stuttgart, no entiende por qué la afición australiana la ha tomado con él, pero no parece importarle mucho: "Seguramente a la gente no le gusto pero, a los 24 años, ya les gustaría tener lo que tengo yo. Ellos sueñan con coches y casas, yo voy y los compro.", se congratuló.

Tomic ha ganado este año más de 380.000 dólares sólo en torneos, a lo que habría que sumar sus patrocinios: Nike en la vestimenta y Head en raquetas. Si hablamos de su carrera la cifra asciende a más de 5 millones de dólares, y eso que sólo ha ganado dos torneos sin excesivo renombre: el ATP 250 de Sidney (2013) y el también 250 de Bogotá, en dos ocasiones (2014 y 205). 

Probablemente en su actitud hacia ese dinero influya el hecho de que viene de una familia humilde. "Vengo de una familia humilde. No teníamos dinero. Nadie sabe la clase de vida que he vivido. Vinimos de Stuttgart básicamente con nada". En cuanto a su falta de apego por el deporte que practica, puede explicarse a partir de los duros métodos de entrenamiento a los que le sometía su padre, una especie de Emmanuel Agassi sin drogas de por medio: "Cuando le contestaba agarraba la bola y me la lanzaba. Así me he convertido en un tenista que le pega a la bola con una raqueta y ya arma un escándalo".

En cualquier caso no parece que todo esto le remuerda la conciencia a Tomic, que dice haber jugado toda su carrera "a veces al 100% y a veces al 30%, pero en general al 50%", y sentencia: "No gasten su dinero en venir a verme. Simplemente veánlo en televisión".