Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Baxi Manresa MAN

61

Iberostar Tenerife TEN

81

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

84

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Montakit Fuenlabrada FUE

75

UCAM Murcia MUR

74

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

63

Unicaja MAL

79

Premier League
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Heracles Heracles HCL

1

Nadal, el caníbal de la tierra

MASTERS 1.000 MONTECARLO

Nadal, el caníbal de la tierra

Ganó a Albert Ramos 6-1 y 6-3 y logró desempatar con Guillermo Vilas a títulos sobre tierra: 50. Es su décima corona en Montecarlo y 70 título en total.
Nadal-Schwartzman en directo: Open de Australia 2018

La versión voraz, caníbal, de Rafa Nadal sobre la tierra llegó en la final de Montecarlo. De su Masters 1.000 favorito. Y eso le permitió levantar su décimo título en el Principado, récord absoluto en un torneo en la Era Open, tras ganar a Albert Ramos por 6-1 y 6-3 en 1h:16. Es su 50 título en tierra (70 en total y 29 de Masters 1.000), desempatando así con Guillermo Vilas. Ya mira al genial argentino, que dominó la superficie en los setenta, desde el retrovisor. Un marciano terrícola que se ha coronado en Montecarlo en 2017, 2016, 2012, 2011, 2010, 2009, 2008, 2007, 2006 y 2005. Puestos en fila, impresiona.

Nadal había rozado tres veces el palo este año, en Australia, Acapulco y Miami. Dos veces le derrotó Roger Federer en las finales, pero sobre pista rápida. En tierra, donde Rafa había conquistado su último torneo, el Godó 2016, hace casi un año, sigue siendo prácticamente invulnerable si el físico le respeta. Y en pretemporada trabajó a tope, después de tres meses parado, para seguir mordiendo trofeos a sus 30 años.

Al barcelonés Ramos, que tiene ya 29 años y aparecerá mañana con su mejor ránking, 19º del mundo, le cambió la vida el año pasado llegar a cuartos de final en Roland Garros. También que le diagnosticaran una intolerancia al gluten y la lactosa que le provocaba continuos problemas gástricos. En la pista Rainiero noqueó al número uno, Andy Murray, y al ocho, Marin Cilic. Pero Nadal sigue pesando mucho, y había ganado las 14 finales previas ante españoles. 

El de Manacor, que en el tercer set de la semifinal ante Goffin había subido su nivel, salió a la carga. Agresivo y con dos breaks se llevó la primera manga en media hora ante el zurdo de Mataró, demasiado exigido en lo físico y que necesitó dos veces asistencia del fisio. En la segunda, el break llegó para 3-2 y ya no paró. La última rotura vino con una doble falta de Ramos. No ofreció grietas Nadal, que ganó un 81% de puntos con primer saque y 70% con segundos y no ofreció ni una bola de break. En un día nublado, resplandeció con su décimo título. Una bestialidad. Mañana estará en el Godó, donde también aspira a una décima corona. Pero la que desea de verdad el caníbal es la décima en Roland Garros. Va en camino.

0 Comentarios

Normas Mostrar