Racismo

OPINIÓN

Cala se defiende 48 horas después

Pasadas 48 horas, parece que ninguna de las 17 cámaras que había en el Ramón de Carranza el domingo captó nada del momento en cuestión.

Conrado Valle