Deporte

¿Qué ‘smartwatch’ deportivo es mejor? He entrenado con tres modelos para analizarlos

Probamos relojes de Honor, Samsung y Amazfit enfocados en mejorar el rendimiento físico

Actualizado a

Actualmente no hay un mejor complemento para el móvil que un smartwatch, puesto que es perfecto para recibir notificaciones de las llamadas, los mensajes y las aplicaciones del teléfono. Pero además de estas funciones, los relojes inteligentes han seguido su propio desarrollo tecnológico y, gracias a su posición en la muñeca, se han convertido en el gadget deportivo por excelencia, ya que pueden leer el ritmo cardiaco y convertirlo en estadísticas muy completas sobre la actividad física. Por lo tanto, nos hemos dado a la tarea de analizar tres de los smartwatches más populares y novedosos del mercado en busca del modelo ideal para mejorar el rendimiento deportivo en un nivel aficionado.

¿Qué modelos hemos elegido?

Ya que el objetivo de esta comparativa son los smartwatches de perfil más deportivo, hemos tenido en cuenta que los modelos elegidos incluyeran funciones como el GPS y la medición de actividades acuáticas. La selección resultante consta, por lo tanto, del Honor Magic Watch 2, el Huami Amazfit GTR y el Samsung Galaxy Watch 3.

¿Qué aspectos hemos considerado?

En cada uno de estos smartwatches hemos tenido en cuenta los siguientes criterios:

  • Funciones: las prestaciones deportivas que incluyen y la precisión de los datos que registran, así como las características de sus aplicaciones para el móvil y otras funciones extra
  • Apariencia: el tamaño y la calidad de su pantalla, la sensación en la muñeca, además de los materiales y el diseño con que están fabricados
  • Batería: la autonomía que pueden alcanzar con una sola carga
  • Calidad-precio: ¿se compensa el precio con sus características?

A partir de estos aspectos, hemos considerado que el Honor Magic Watch 2 es el mejor smartwatch para la práctica deportiva de los tres modelos que hemos probado. Entre sus principales ventajas destacan su capacidad de medir los datos de más de 80 actividades físicas y su precio ajustado, así como la buena precisión de sus registros.

Honor Magic Watch 2: el mejor en calidad-precio

Ampliar
Ampliar

Funciones premium a un precio muy contenido. Esa es la combinación de factores que hacen del Honor Magic Watch 2 el mejor smartwatch deportivo de esta comparativa. Para empezar, porque es capaz de registrar los datos de decenas de deportes y actividades físicas muy variadas. Desde el menú de entrenamiento cuenta con acceso directo a los 15 principales, como caminar y correr al aire libre, andar en bicicleta, nadar —en piscina o mar abierto— e, incluso, hacer un triatlón. Pero también incluye una subsección con la posibilidad de elegir alrededor de 80 actividades de interiores (spinning, pesas, crossfit, yoga…), divertidas (danza urbana, patinaje, columpiarse, hula-hula…), deportivas (tenis, voleibol, bádminton, fútbol de playa…), acuáticas (surf, canotaje, remo, balsismo…), invernales (hockey y patinaje sobre hielo, bobsleigh, curling…) y extremas (skate, escalada en roca, ciclismo BMX, paracaidismo…).

Sumado a esto, cuenta con un programa de 13 rutinas pensadas para la reducción de peso, el acondicionamiento físico o la preparación de competencias de running, adaptadas a niveles principiantes y avanzados. En cualquier caso, durante todos los entrenamientos muestra en la pantalla las estadísticas del tiempo, el ritmo cardíaco (junto con la zona, como calentamiento, quema de grasas, aeróbico o anaeróbico), las calorías quemadas y, si corresponde, la distancia recorrida. Además, cuando se practican running o caminata, la pantalla muestra la animación de un muñeco con el que hay que emparejarse para mantener el ritmo adecuado según los objetivos. Pero lo que es más atractivo es que, gracias a su altavoz incorporado, una voz va señalando los objetivos que se consiguen, tanto de calorías como de tiempo y distancia. El único inconveniente es que lo hace en inglés solamente.

Gracias al GPS y el altímetro incorporados, al final de los entrenamientos en exteriores ofrece el mapa del recorrido y la altitud de ascenso y descenso, mientras que para cualquier deporte detalla su efectividad y el tiempo de recuperación necesario antes de volver a hacer ejercicio. Asimismo, es capaz de detectar el nivel de oxígeno en la sangre y mide las 24 horas la actividad física, los pasos y la distribución de la actividad a lo largo del día, así como registrar las horas de sueño profundo y ligero, incluidos los episodios REM. También puede medir el nivel de estrés y cuenta con ejercicios guiados de respiración, en los que se puede elegir la duración (un minutos preestablecido) y la velocidad de la respiración (lento, medio o rápido).

Ampliar

Se empareja con el móvil mediante la aplicación Huawei Salud, que a pesar de ser sencilla, muestra los datos recogidos por el reloj con mucha claridad, sobre todo en cuestión de estadísticas, que son limpias y fáciles de entender. Al enlazarse con el teléfono, permite controlar la música de cualquier aplicación —aunque también cuenta con 2 GB de almacenamiento para guardar canciones en MP3—, el obturador de la cámara e incorpora un barómetro para medir la presión atmosférica y una brújula. Y ya que dispone de altavoz y micrófono, permite responder llamadas directamente desde el propio smartwatch.

La batería rinde hasta dos semanas con una sola carga y, al igual que todos los modelos de esta comparativa, incluye un cargador magnético que se une a la base para recargarla al 100% en unas dos horas. La pantalla dispone de un panel AMOLED de 1,39 pulgadas que proyecta imágenes muy claras y con colores adecuados, pero que destaca principalmente por su brillo, perfecto incluso bajo la luz del sol. Es el modelo con el diseño más deportivo de la comparativa, por lo que quizás no valga para llevarlo en situaciones formales, y tiene un cuerpo de acero inoxidable resistente al agua hasta 50 metros de profundidad y sólido, aunque algo pesado e incómodo para dormir con él.

Ampliar

Samsung Galaxy Watch 3: grandes prestaciones con mala batería

Ampliar
Ampliar

Las funciones que puede ofrecer el nuevo smartwatch de Samsung son, con seguridad, las mejores de esta comparativa. Al igual que el modelo de Honor, el Galaxy Watch 3 ofrece seguimiento para decenas de deportes y actividades físicas, desde caminar, correr, nadar o andar en bicicleta hasta ballet, yoga, equitación, snowboard o patinaje. Al final de cada entrenamiento, ofrece datos y gráficos muy completos sobre la duración, las calorías quemadas y, en el caso de los deportes que implican recorrido, también la distancia y un mapa muy preciso de la ruta. En nuestras pruebas fue el reloj que ofrecía los datos más exactos; lo que en buena parte se debe a que identifica las pausas en el camino y detiene automáticamente tanto el cronómetro como el conteo de la distancia hasta que se reanuda la marcha. A esto se suman los 120 programas de ejercicios con vídeos que incluye la aplicación para poder realizar ejercicio en casa y que, al correr, detecta la posición y la zancada para ofrecer consejos que mejoren el entrenamiento cada día.

Este modelo también es el compañero perfecto para salir solo a la aventura, ya que su acelerómetro puede detectar caídas y enviar un mensaje de alerta con la ubicación al contacto de emergencia elegido. Como el resto de modelos de la comparativa, puede leer el ritmo cardíaco durante las 24 horas, pero es el único que, además, ofrece un seguimiento de la presión sanguínea, tanto la sistólica como la diastólica. Asimismo, registra el nivel de oxígeno en la sangre y los hábitos de sueño, incluidos los episodios REM.

Ampliar

Cabe destacar igualmente que el Galaxy Watch 3 luce el diseño más atractivo de los tres que hemos comparado, así como los materiales de mejor calidad, con un cuerpo de acero sólido, brillante y con resistencia de grado militar, impermeable hasta a 50 metros de profundidad en el agua. La pantalla también es notable, con un tamaño de hasta 1,4 pulgadas en la versión más grande de 45 mm y un panel Super AMOLED de gran nitidez, incluso en los textos más pequeños. En este sentido, es perfecto para poder leer los mensajes recibidos en el móvil y, además, responderlos tanto con las frases preestablecidas, escribiendo directamente las letras sobre la pantalla o mediante la transcripción de voz. Esto se debe a que incorpora un micrófono y un altavoz con los que, desde luego, se puede responder las llamadas entrantes al móvil desde el reloj —o las que se reciban en el propio smartwatch, en el caso del modelo con LTE—. Y para navegar por las distintas pantallas y menús, se pueden utilizar tantos los dedos como su bisel giratorio, que hace la navegación más fluida, rápida y cómoda.

No obstante, a pesar de todas sus grandes prestaciones, tiene un punto sumamente débil en el apartado de la batería, ya que sólo alcanza una autonomía de dos días con un uso normal, pero que se puede reducir si se utilizan el GPS y otras funciones con regularidad. Por lo tanto, exige cargarlo prácticamente a diario. A esto se suma que es el modelo más pesado y grueso de la comparativa. Además, para algunos usuarios puede ser molesto el hecho de que requiera diferentes aplicaciones en el móvil para sacarle provecho a todas las funciones. Aun así, la app de Samsung Health es la más completa de la comparativa, ya que, entre otras cosas, permite llevar un registro de las comidas diarias y el agua consumida para el conteo de las calorías, mientras que Samsung Pay sirve para poder pagar en comercios gracias al chip NFC que incorpora el reloj. Por último, cabe mencionar que es posible instalar aplicaciones y juegos de terceros, como Spotify o Deezer.

Ampliar

Huami Amazfit GTR: poca precisión

Ampliar
Ampliar

No cabe duda de que este es el modelo más potente en el apartado de la batería, ya que alcanza sin problemas las tres semanas de autonomía con una sola carga. Sin embargo, en el aspecto deportivo es ciertamente limitado con respecto a los otros dos smartwatches de la comparativa. El Amazfit GTR sólo está preparado para registrar 12 modos de deporte, entre los que, además de caminar, correr o nadar, destacan actividades como escalar, esquiar o correr en la montaña. Para ello, dispone de GPS integrado y sensores de ritmo cardíaco que, no obstante, tienden a ser imprecisos en los datos finales de cada entrenamiento. Es común que la distancia o las calorías quemadas que sugiere sean muy superiores a las reales o que el GPS pierda conexión constantemente y elabore rutas equivocadas o incompletas.

Al igual que el resto de modelos, este reloj también detecta las fases del sueño —aunque no reconoce los ciclos REM—, lleva un registro del ritmo cardíaco durante las 24 horas y permite controlar la música que se reproduce desde el móvil. No obstante, carece de altavoz y micrófono, por lo que solamente puede enviar notificaciones de mensajes y llamadas, pero no responderlos. Aun así, dispone de una pantalla AMOLED de 1,39 pulgadas que no queda a deber en nitidez o brillo, e incluye una correa de piel que le otorga un aspecto muy elegante, ideal para cualquier ocasión. El cuerpo está disponible en distintos materiales, según la versión, como el acero inoxidable, el aluminio o el titanio. En todos los casos es resistente al agua hasta a 50 metros de profundidad.

Ampliar

*Las recomendaciones para que las entregas de pedidos online se puedan realizar con total seguridad para repartidores y clientes señalan que se debe evitar el contacto directo entre ambos, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos después de abrir el paquete. Todos los repartidores están instruidos para extremar las precauciones.

*Todos los precios incluidos en este artículo están actualizados a fecha 10-09-2020.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?