Tecnología

He probado cuatro móviles de menos de 250 euros para ayudarte a elegir el mejor

Analizamos teléfonos de Xiaomi, Oppo, Samsung y más para encontrar el ‘smartphone’ con mejor calidad-precio del año

Actualizado a

Con la oferta tan grande de smartphones que hay en la actualidad, entre decenas de marcas y modelos para escoger, la elección para hacerse con un nuevo teléfono es cada vez más complicada. Sin embargo, está claro que entre mejores prestaciones tenga un móvil y menor sea su costo, tendrá más puntos a su favor, sobre todo en lo que corresponde a las gamas de entrada de cada compañía. En este terreno, las propuestas siempre buscan ofrecer el mejor equilibrio entre calidad y precio, y es por ello que nos hemos dado a la tarea de analizar cuatro terminales de menos de 250 euros para ayudarte a elegir el mejor en tu próximo cambio de móvil.

¿Qué modelos hemos elegido?

Para probar las funcionalidades más recientes, en esta comparativa hemos tenido en cuenta los modelos lanzados este año por cada una de las marcas analizadas, salvo en el caso de Honor, que no ha actualizado su gama de entrada en 2020. La selección resultante es, por lo tanto: Honor 20 Lite, Oppo A9 2020, Samsung Galaxy A21s y Xiaomi Redmi Note 9S.

¿Qué aspectos hemos considerado?

En cada uno de estos smartphones hemos tenido en cuenta los siguientes criterios:

  • Rendimiento: la fluidez con que funciona, el sistema operativo que incorpora, los métodos de desbloqueo y la calidad del sonido de los altavoces
  • Aspecto: la calidad y el tamaño de la pantalla, así como el diseño
  • Cámaras: todos los aspectos de fotografía y vídeo
  • Batería: la capacidad, la duración y el tiempo de carga

A partir de estos aspectos, hemos decretado un empate entre el Xiaomi Redmi Note 9S y el Oppo A9 2020, pero con algunos matices. El primero destaca por ofrecer el mejor equilibrio en todas sus prestaciones y por ofrecer el mejor rendimiento. El segundo es el ideal para quienes buscan obtener la mejor cámara por su dinero, ya que consigue las mejores fotos y vídeos de la comparativa.

1. Xiaomi Redmi Note 9S: el más equilibrado

Ampliar
Ampliar

La combinación de la memoria más amplia de esta comparativa (6GB) con uno de los procesadores más potentes, en este caso el Snapdragon 720G hacen que el Xiaomi Redmi Note 9S ofrezca el mejor rendimiento de todos los modelos que hemos probado. Su sistema funciona de manera fluida en líneas generales, tanto para utilizar aplicaciones —que cargan rápido, en un par de segundos— como para navegar por la web. Asimismo, los feeds de las redes sociales cargan casi instantáneamente, sin demoras notables. Utiliza un sistema de desbloqueo por huella en el lateral, sobre el botón de encendido, y reconocimiento facial, que funcionan rápidamente y sin complicaciones. Cuenta con Android 10 —la versión más reciente del sistema operativo—, aunque su mayor pega es el sonido, pues aunque alcanza un buen volumen sin saturación, tiene una ecualización con bajos débiles y agudos imperceptibles, por lo que la sensación es muy plana.

El Redmi Note 9S también incorpora la mejor y más grande pantalla de la comparativa. Se trata de un panel DotDisplay de 6,67 pulgadas, que ofrece una resolución Full HD+ de 2400 x 1080 e incorpora una cámara frontal perforada al centro. A la hora de abrir vídeos en YouTube, Netflix u otras plataformas de streaming, consigue reproducir imágenes con muy buena nitidez, si bien el rango dinámico se queda un poco corto y los tonos son ligeramente fríos. En cuanto a su diseño —uno de los mejores en su categoría—, tiene un acabado de vidrio curvado 3D en la parte trasera que, además de aportarle un aspecto de calidad, también mejora la sensación de resistencia y evita que las huellas se marquen demasiado. El único detalle es que la cámara sobresale mucho del cuerpo del teléfono, por lo que es difícil protegerla, aun con funda.

Precisamente, el apartado fotográfico es otro de los puntos que aprueba con buena nota. Esto se debe en buena medida a su polivalente cámara principal cuádruple, que integra un objetivo principal de 48MP. Si bien esto no se traduce en una nitidez destacable, sí que cumple en lo que se refiere a la naturalidad de los colores y los contrastes, ya que consigue buenos juegos de luces y sombras. El modo retrato, además de los aspectos ya mencionados, consigue un buen desenfoque del fondo y un recorte bastante preciso de las siluetas. No obstante, la cámara frontal se queda un poco corta en la reproducción de los colores, que son un tanto pálidos en comparación. En el caso del vídeo, que puede grabarse en resolución 4K, los colores son muy vivos, sobre todo con luz natural, aunque el contraste no es el mejor. También incluye un modo Macro en el vídeo que permite captar detalles muy buenos a poca distancia. La parte más floja es el modo nocturno, que ilumina bien las imágenes, pero con un nivel de detalle muy pobre.

Por si fuera poco, este teléfono también cuenta, aunque por muy poco, con la batería más amplia de esta comparativa, con 5.020 mAh. Con esta capacidad alcanza los dos días de funcionamiento exigente sin problemas. Además, su carga rápida consigue llenar la batería del cero al 100% en poco más de una hora y media con el terminal apagado.

2. Oppo A9 2020: la mejor cámara

Ampliar
Ampliar

Para aquellos usuarios que sea elemental conseguir las mejores fotos posibles con su móvil, sin duda el Oppo A9 es la mejor alternativa por menos de 250 euros. Primero, porque dispone de una cámara principal cuádruple, que incluye un objetivo de 48MP de gran capacidad. Las fotografías que obtiene están llenas de colores ricos y cálidos, si bien pueden estar ligeramente sobresaturadas. Aun así, la nitidez es muy buena y el contraste, notable. A pesar de que ofrece pocos modos, uno de ellos es el de fotografía nocturna, que brilla por sí mismo. Con esta opción, las fotografías adquieren un rango dinámico que impresiona y sin apenas ruido importante en las tomas. Asimismos, el modo retrato, tanto con la cámara trasera como con la delantera, captura imágenes muy suavizada y con un desenfoque del fondo casi perfecto. Su punto más débil es el video, ya que sólo puede grabar en Full HD y no alcanza la misma nitidez ni el contraste de las fotos.

La pantalla tiene dos aspectos a destacar: su tamaño, de 6,5 pulgadas, y la calidez de las imágenes que proyecta, especialmente disfrutables a la hora de ver series, películas o vídeos. Como parte negativa está que tiene poco brillo, lo cual puede ser un problema al estar bajo la luz del sol. Incorpora la cámara frontal en un notch de gota, mientras que en la parte trasera luce un acabado en plástico bicolor, que le aporta una apariencia moderna. No obstante, esto también provoca que no se sienta un cuerpo rígido y que las huellas queden marcadas con mucha facilidad.

El rendimiento para el día a día del Oppo A9 no decepciona, ya que ofrece un uso fluido en líneas generales. Las aplicaciones abren en un par de segundos y las redes sociales cargan sin apenas retrasos graves. Eso sí, no tiene buen rendimiento para videojuegos exigentes. Tanto el reconocimiento facial como el lector de huellas —ubicado debajo de la cámara trasera— desbloquean el terminal en un segundo. Su sonido, aunque no es el adecuado para escuchar música, debido a una ecualización sin presencia de graves, sí que resulta adecuado para ver series o película. Esto se debe a que incorpora dos altavoces y tecnología Dolby Atmos que genera un audio envolvente muy interesante. Por dentro tiene 4GB de RAM, 128GB de almacenamiento, procesador Snapdragon 665 y una gran batería de 5.000 mAh —para dos días completos—, que tarda unas tres horas en completar una carga al 100% con el teléfono apagado.

3. Samsung Galaxy A21s: el mejor diseño

Ampliar
Ampliar

Sin duda, lo que más llama la atención de este nuevo modelo de Samsung es su diseño de apariencia premium. Esto se debe a que la cara posterior luce un acabado brillante y holográfico, con una cámara cuádruple muy compacta, estilizada y que apenas sobresale del cuerpo del móvil. Además, a pesar de estar terminado en plástico, se siente sólido y no atrae las marcas de las huellas con facilidad. Es una lástima que, en contraste, la pantalla no tenga la misma calidad. El tamaño es muy bueno (6,5 pulgadas), pero tiene bordes gruesos y ofrece unas imágenes con tonos fríos y un rango dinámico demasiado bajo, si bien la nitidez es aceptable.

El Galaxy A21s ya funciona con Android 10, tiene 4GB de RAM y un procesador de ocho núcleos. El problema es que sólo tiene 64GB de almacenamiento. Su rendimiento es fluido en la mayoría de las circunstancias y tanto el reconocimiento facial como el lector de huellas en la parte trasera trabajan casi al instante. Lo malo es que el sonido es muy débil y con las frecuencias desequilibradas, por lo que no es ideal para escuchar música.

A pesar de que su cámara principal es cuádruple y tiene un objetivo de 48MP que consigue un gran nivel de detalle, la mayoría de las fotos se sobreexponen cuando hay mucha luz de día, lo que también empobrece el contraste y los colores. Esto se arregla bajando a la resolución estándar, pero se sacrifica la nitidez de los 48 megapíxeles. Además, el modo de enfoque dinámico —para conseguir el efecto bokeh en los retratos— no consigue identificar adecuadamente la silueta principal y casi siempre hace un mal recorte. La parte positiva es su batería de 5.000 mAh, que puede resistir dos días de uso exigente sin problemas y consigue cargarse por completo en dos horas.

4. Honor 20 Lite: poca batería

Ampliar
Ampliar

Gracias a que este Honor integra el procesador Kirin 710F —un chip de gama media de Huawei—, el teléfono funciona con una buena fluidez, incluso en los videojuegos; aunque, aun así, las aplicaciones y las redes sociales demoran un par de segundos en cargar. También ofrece un sonido aceptable, con buena reproducción de graves y voces claras. Sin embargo, la pantalla y las cámaras se quedan un poco cortas. La primera tiene un brun nivel de brillo, pero el contraste de las imágenes es pobre en general. La ventaja es que tiene resolución Full HD+, por lo que la resolución es buena y los contenidos multimedia se reproducen con buena calidad.

En cuanto al apartado fotográfico, incorpora una cámara trasera triple, con un objetivo principal de 48 MP, cuya nitidez es aceptable. No obstante, el rango dinámico queda a deber y tiende a sobreexponer la mayoría de las tomas. Por último, teniendo en cuenta la capacidad de las baterías de la competencia, la del Honor 20 Lite se queda corta, con sólo 3.400 mAh —para un día completo de uso, eso sí— y un tiempo de carga completo de dos horas y media.

*Las recomendaciones para que las entregas de pedidos online se puedan realizar con total seguridad para repartidores y clientes señalan que se debe evitar el contacto directo entre ambos, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos después de abrir el paquete. Todos los repartidores están instruidos para extremar las precauciones.

*Todos los precios incluidos en este artículo están actualizados a fecha 19-07-2020.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?