La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Si juegas al tenis por la mañana, ten en cuenta estos 4 consejos

Presta mucha atención a estas recomendaciones y consideraciones si tienes en mente saltar a una cancha de tenis a primera hora de la mañana.

0
Si juegas al tenis por la mañana, ten en cuenta estos 4 consejos

El momento del día en el que realizamos cualquier actividad influye bastante en el resultado que obtengamos. Las ganas, la motivación y la energía con las que desempeñas una acción no son iguales a una hora que a otra. Normalmente, madrugar no es algo que guste demasiado y a primera hora de la mañana estamos todavía en proceso de activación.

Por ese motivo, cuando vamos a jugar al tenis por la mañana, bien temprano, puede ser que estemos especialmente torpes, con dificultad para coordinar y para movernos con soltura. A mí, particularmente, no me gusta demasiado jugar al tenis por la mañana, porque me cuesta trabajo despejarme y activarme deportivamente a primera hora. Sin embargo, a continuación, vamos a ver unos valiosos consejos para que podamos ser competitivos con raqueta en mano al amanecer.

Prohibido trasnochar

Ni que decir tiene que si sales de fiesta el día anterior o si te quedas hasta las tantas viendo películas y series, a la mañana siguiente te vas a levantar con bastante dificultad. Eso significa que vas a apurar al máximo metido en la cama y que, después, llegan las prisas y el estrés; aliados nefastos para afrontar una sesión tenística matinal. Es indispensable que te levantes con tiempo suficiente para que tu cuerpo se vaya despejando y aclimatando poco a poco.

Desayuna correctamente

El desayuno es la comida más importante del día, máxime si vas a exigirle a tu cuerpo físicamente desde primera hora. Por ese motivo, es conveniente que tu primera comida del día incluya hidratos de carbono de alta calidad y una buena dosis de proteínas. Puedes optar por un tazón de cereales integrales con yogur, un puñado de nueces, una tostada con jamón serrano y aceite de oliva y, por supuesto, una correcta hidratación en forma de agua o zumo natural de frutas.

Ducha de agua fría

No hay nada mejor para activar el organismo que una buena ducha de agua fría. En invierno seguro que nos va a costar la misma vida renunciar al agua calentita recién levantados, pero el sacrificio luego merece la pena.

Calentamiento intenso

Por último, llega a la pista un rato antes para realizar ejercicios y calentamientos específicos de tenis. Estira adecuadamente, actívate de piernas y, si tienes oportunidad, pelotea en un frontón para adquirir algo de coordinación y movilidad. De esta manera, cuando llegue la hora de la verdad, tu rendimiento será mucho mayor a unas horas en las que al cuerpo le cuesta más trabajo funcionar.