La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Ataca las bolas a mitad de pista en tenis con estos 4 consejos

Pon en práctica estas útiles recomendaciones para mejorar notablemente tu rendimiento en tenis a la hora de golpear las bolas que se quedan cortas.

Roger Federer derecha a media pista

En tenis, los errores llegan en muchas ocasiones cuando vamos a golpear bolas aparentemente fáciles, porque nos confiamos y no nos esmeramos en la ejecución. Las bolas de tu rival que se quedan cortas son más sencillas de atacar, pero debemos movernos muy bien y cuidar bastante la preparación del golpe para no llevarnos una decepción de última hora. Aún recuerdo una derecha bastante fácil a media pista que Roger Federer falló ante Novak Djokovic en Miami 2009 y que detonó una rotura raqueta por parte del suizo.

La importancia de atacar correctamente las bolas a mitad de pista es el tema que nos va a ocupar hoy en esta publicación. A continuación, vamos a ver de qué manera podemos mejorar notablemente nuestros golpes en este tipo de situaciones.

Muévete correctamente

No corras hacia la bola como pollo sin cabeza, pero tampoco te duermas los laureles. Si la bola corta queda justo por delante de la línea de fondo, gírate, da unos pasitos hacia adelante para ajustar el golpe e impacta la pelota. Si, por el contrario, la bola corta queda por el cuadro de saque, corre hacia adelante, ve girando el cuerpo por el camino para entrarle a la bola de lado, planta los dos pies en el suelo cuando estés bien colocado para ejecutar el tiro y, finalmente, golpea. Es importante detenerse antes de pegarle a la bola, porque si lo hacemos en movimiento, la energía cinética que lleva nuestro cuerpo se suma a la potencia con la que golpeamos y puede ser que se nos vaya larga.

Sé agresivo

A mitad de pista, no puedes andarte con medias tintas, porque estás en una posición muy buena para atacar, pero, al mismo tiempo, eres vulnerable si tu bola queda demasiado fácil para el rival. Por eso, aprovecha para buscar un tiro que te permita ganar el punto con rapidez. Si la pelota bota a la altura de la cintura, flexiona muy bien las rodillas y éntrale por debajo a la pelota para liftar muy bien y que la pelota supere la red con éxito. Si la pelota bota por encima de la cintura, puedes probar un tiro plano y potente, de arriba abajo, que deje sin margen de reacción a tu oponente.

Practica también con el revés

Normalmente, cuando abordamos una bola corta, solemos hacerlo con nuestra derecha, que, por regla general, es nuestro golpe más fiable. Sin embargo, no debemos olvidarnos de practicar bolas cortas también de revés, porque, en muchas ocasiones, vamos a tener que afrontar pelotas a mitad de pista por esa zona, sin tiempo para invertirnos de derecha. Trata de dominar bien tanto el paralelo profundo como el cruzado con mucho ángulo, porque esos son los golpes que nos van a ayudar a ganar el punto desde posiciones más próximas a la red.

El cortado y la dejada

Como no siempre podremos buscar un tiro definitivo, es conveniente que dominemos también el revés cortado como golpe de aproximación a la red, así como también la dejada, para romper por completo el ritmo de nuestro adversario cuando veamos que se encuentra muy por detrás de la línea de fondo.