La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

La importancia del top spin en el tenis sobre tierra batida

Descubre y aprende por qué es tan importante dominar a la perfección el efecto liftado cuando juegas al tenis en una pista de tierra batida.

Rafa Nadal en Roland Garros

En esta semana, estamos ya inmersos en el segundo Grand Slam del año: Roland Garros. Las mejores raquetas del mundo juegan el major de tierra batida, una superficie donde los golpes con top spin proporcionan una gran ventaja.

Evidentemente, un tenista con golpes planos puede ganar a un jugador que juega liftado en arcilla, pero no es lo más común. A continuación, vamos a ver qué ventajas nos aporta jugar con el efecto favorito de Rafa Nadal en este tipo de pistas.

Seguridad

Sobre tierra batida, la seguridad debe ser nuestra máxima, ya que se trata de la superficie más lenta, en la que conseguir un golpe ganador es francamente difícil. Por lo tanto, la mayoría de los puntos se van a decidir en intercambios muy largos, en los que el jugador más sólido será quien se lleve el gato al agua. El efecto liftado hace que la pelota gire sobre sí misma hacia adelante y, por consiguiente, provoca una caída más rápida que un golpe plano o cortado. Entonces, puedes golpear con muchísima fuerza con efecto top spin y, aun así, tener seguridad en tus golpes.

Superioridad en los intercambios cruzados

Cuando jugamos intercambios cruzados, la complicación de la bola depende mucho del ángulo que lleve el golpe. Un golpe liftado nos permite jugar tiros muy angulados que, además, una vez que aterrizan, salen despedidos hacia el exterior de la pista a una velocidad pasmosa, mientras que para conseguir un buen ángulo con un cortado o un plano, tenemos que reducir la intensidad de nuestro golpe para ajustar bien la pelota.

Superioridad cuando sopla el viento

Normalmente, las pistas de tierra batida están construidas al aire libre. Esto significa que estamos expuestos a los fenómenos meteorológicos y, sin duda, uno de los que más puede influir en nuestro tenis es el viento. Con los golpes liftados, tenemos la posibilidad de golpear con seguridad, incluso a favor de viento; nuestra bola avanzará a mayor velocidad, pero el hecho de liftar nos ayudará a controlar mucho más nuestros golpes. Los jugadores que tiran plano, que, ya de por sí, tienen menor margen de error en cada tiro, se verán desbordados por el viento ante la avalancha de errores no forzados que se le viene encima.

Incómodo para el rival

En tierra batida, la pelota tiene un bote más alto e irregular que en pista rápida. Los jugadores golpean cómodamente cuando la pelota les llega a la altura de la cintura, pero cuando tienen que impactar por encima del hombro, ya no es tan sencillo generar un buen golpe con garantías, máxime si tienen que hacerlo con su revés y empuñan a una mano. El efecto liftado, por tanto, proporciona no sólo seguridad en tu raqueta, sino también incomodidad en la raqueta rival.