La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Wilson Triniti: así funciona la pelota de tenis ecológica

Análisis y valoración de la bola respetuosa con el medio ambiente que Wilson presenta en un tubo de cartón reciclable, octogonal y despresurizado.

Wilson Triniti

Hoy en día, la inmensa mayoría de empresas de cualquier naturaleza busca colocarse la vitola de eco friendly; la creciente concienciación a nivel global de la importancia de preservar el medioambiente se ha visto reflejada en las políticas de marketing y en la manera en la que ahora se presentan los productos.

En el mundo del tenis, la marca Wilson lanzó a finales del pasado verano la Wilson Triniti, una pelota presentada en un tubo elaborado con materiales reciclables. Esto supuso una dificultad añadida, ya que este nuevo envase no permitía la presurización de las bolas. De este modo, la Triniti presenta una estructura diferente a la del resto de pelotas de tenis. A continuación, vamos a desgajar las particularidades de este producto.

¿Qué ofrece?

A pesar de que, en apariencia, la Wilson Triniti es igual que cualquier otra bola que podamos adquirir, lo cierto es que esta pelota va a tener una vida útil hasta cuatro veces mayor que una pelota convencional. El otro gran atractivo de este producto es el ya mencionado tubo reciclable en el que vienen contenidas las pelotas.

Estructura

Lo que posibilita que esta pelota pueda venir en un embalaje despresurizado y que, además, tenga una durabilidad tan extensa, es su composición y estructura. La Wilson Triniti presenta un revolucionario núcleo llamado Engage Core, fabricado en un material llamado plastómero, algo más ligero que el caucho de las pelotas convecionales. Por ese motivo, el grosor de las paredes del núcleo es mayor y esto, según Wilson, da mayor sensación de control, comodidad y facilita el golpeo con efecto liftado.

La Triniti también incorpora un fieltro novedoso, bautizado como fieltro STR (stretch felt), ya que es un 50% más flexible que los convencionales. Esta innovación otorga al jugador una sensación extra de confort en el momento de impacto.

Sensaciones en pista

En cuanto a sensaciones en pista, la Wilson Triniti se siente diferente al resto de pelotas. Aunque es cierto que tiene un buen rebote y que no hace extraños cuando se mueve, el sonido de impacto es notablemente distinto; suena como el impacto de una pelota de punto verde (menos presión).

La velocidad de la Triniti es aceptable, pero inferior al de resto de bolas presurizadas, por lo que tendrás que golpear con mayor fuerza si quieres imprimir un ritmo más alto.

Con esta Wilson, puedes jugar en cualquier superficie. Además, está aprobada por la ITF, catalogada como bola presurizada tipo 2, la misma categoría que, por ejemplo, la Head Tour o la Dunlop Fort.

Ahora, sólo falta que te hagas con un tubo de Wilson Triniti y que experimentes por ti mismo las sensaciones que te transmite esta pelota.