Corazón de balón

Una aproximación personal a los deportistas más in del momento. Aquí conocerás todo lo que te interesa sobre la vida de estas estrellas

Autor: Ananda Rubio
POR
Ananda Rubio Twitter

CORAZÓN DE BALÓN

Joan Laporta, el regreso del eterno seductor

Repasamos el historial de conquistas y las mujeres que han marcado la vida sentimental de Laporta.

Joan Laporta vuelve a la presidencia del FC Barcelona 11 años después.
Miguel Ãngel Molina EFE

Excesivo en el amor y en la fiesta, en la política y en los negocios. Laporta vuelve a la primera línea tras convertirse de nuevo y once años después en presidente del Barça tras unas elecciones históricas.

Joan se ha ganado la fama de mujeriego y conquistador. No en vano, suya es la frase de que “los triunfos se celebran con mujeres, puros y champán”.

Empresario de éxito, a sus 58 años, Laporta ha surfeado en la cresta de los negocios, el fútbol y la política, por supuesto sin renunciar nunca al placer y el lujo. Su lema: “Nunca hay que avergonzarse de pasarlo bien”.

Casado “con distracciones”

Joan se casó con Constanza Echeverría, hija de Juan Echeverría, ex presidente de FECSA, el hombre que le financió su acceso a la presidencia del Barça.

Su mujer y él mantuvieron una relación de 20 años, aunque en los últimos ya hacían vidas separadas. Mantenían las apariencias por el bien de sus tres hijos: Pol, Guim y Joan.

Aunque él nunca lo confirmó, se rumorea que su matrimonio terminó porque su mujer se hartó de las constantes infidelidades. Al catalán no le ha importado mostrar sus conquistas públicamente, mucho más desde que está soltero, por lo que lo suyo ha sido un goteo constante de ligues.

Flavia Masoli

Flavia Masoli fue la primera mujer en irrumpir en el matrimonio de Joan Laporta. Su romance salió a la luz en 2007, cuando Joan se estaba separando de su mujer. Se conocieron en el hotel ARTS, donde ella trabajaba de camarera. A los pocos días la joven recibió una oferta para entrar a trabajar en el F. C. Barcelona.

“Colocada” en el departamento de Protocolo y Relaciones Institucionales del club, fue despedida en 2008, en la época de la moción de censura planteada por Oriol Giralt.

Massoli recibió diversas ofertas para explicar su relación sentimental. Algunas, como la de ‘Interviú', pudo ser frenada por el entorno del presidente. Sin embargo, la exempleada brasileña acabó finalmente apareciendo en el programa ‘Dónde estás corazón’ de Antena 3, donde confesó que se volvía a su país “por miedo”. “Jan me ha cerrado muchas puertas”, añadió, alegando que ningún abogado en Cataluña quería hacerse cargo de su caso.

Simona Ventura

Fue la revista italiana “Novella 2000”, la que destapó a la nueva amante del seductor. Según dicho medio el romance se inició en las fechas de la final de Roma y continuó en Barcelona, cuando en plena rueda de prensa de presentación de Ibrahimovic, Laporta le lanzó varias indirectas de complicidad.

Gulnara Karimova, princesa de Uzbekistán

Laporta decidió picar más alto y se lió con Gulnara Karimova, hija del dictador de Uzbekistán. Los dos se veían a escondidas en Suiza, donde tenía su sede el entramado de empresas que ella dirigía, Zeromaz. Un holding de 40 compañías de gas, petróleo, logística, textil y minería en la que Gulnara era la máxima accionista.

El diario británico ‘The Observer’ denunció que los cinco millones que ingresó el FC Barcelona por medio de la relación de Laporta con la princesa de Uzbekistán “estaban sucios".

Sinfín de amoríos y polémicas

Por su vida también pasaron mujeres como Mariona Sabaté, una joven bien relacionada en el mundo de los negocios. Más sonada fue su relación con Sana Khouja, una chica de origen egipcio 24 años más joven que él y que había trabajado en el departamento de marketing del Barça.

Sana presentó una denuncia por agresión a Flavia Massoli, la anterior novia de Laporta, con quien se enzarzó en una pelea callejera en pleno Paseo de Gracia cuando ambas se cruzaron en mayo de 2009.

Joan Laporta y María Lapiedra también tuvieron una relación fugaz y apasionada. Ella le ayudó con desnudos y posados a promocionar su campaña para presidir ‘Solidaritat Catalana’, un partido independentista catalán.

María Lapiedra acabó muy decepcionada con él: "me siento utilizada por Laporta", aunque después recurrió a él para que le llevara como abogado el caso de su divorcio.

Laporta nunca deja indiferente. Si hay algo de lo que ha disfrutado es del champán, de su arte de seducción y del Barça. Tras un primera etapa (2003-2010) repleta de altibajos a nivel institucional pero marcada por los éxitos deportivos más importantes de la historia del club, Cual Cid Campeador, Laporta regresa a la presidencia del FC Barcelona.