La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

¿Cuáles son las ventajas de jugar al tenis con una raqueta pesada?

Descubre los beneficios que puede aportar a tu tenis el hecho de jugar con una raqueta de mayor peso y de qué manera puede aumentar tu rendimiento.

wilson pro staff raqueta de tenis
Tennis Warehouse (YouTube)

En los últimos treinta años, hemos podido asistir a una progresión espectacular en el plano tecnológico y en la planificación de los entrenamientos. Uno de los elementos que más han evolucionado han sido las raquetas, que, aparte de todas las innovaciones que han incorporado, han reducido su peso de manera considerable.

Antes, era habitual ver raquetas que estuvieran entre los 340-360 gramos; hoy en día, es extraño que veamos una raqueta que supere los 335 gramos. Es cierto que Federer utiliza la Wilson Pro Staff 97 RF Autograph, que pesa 340 gramos sin encordar, pero es una excepción dentro del circuito. Entonces, nos podríamos preguntar qué beneficios aporta a nuestro tenis una raqueta pesada. A continuación, vamos a responder a esa cuestión.

Menos vibraciones

Es cierto que las raquetas ligeras son muy cómodas a la hora de preparar los golpes y te vas a cansar menos conforme vaya avanzando el encuentro. Sin embargo, cuando impactas la pelota con una raqueta de poco peso, las vibraciones que transmitirá a tu brazo serán más notables que cuando golpeas con una raqueta pesada. Si tienes codo de tenista o te suele doler el brazo, la clave es que utilices la raqueta más pesada que puedas manejar sin fatigarte demasiado, porque absorberá mucho mejor las vibraciones del impacto que una raqueta ligera.

Más control

Las raquetas más pesadas son mucho más estables que las raquetas ligeras. La estabilidad a la hora de golpear te permite controlar mejor la dirección y la profundidad de tu golpe. Obviamente, una raqueta de peso inferior es más maniobrable y eso nos puede ayudar en situaciones con poco margen de reacción, pero hay raquetas pesadas con una buena distribución de su peso que optimizan su maniobrabilidad independientemente de su masa.

Potencia

No cabe duda que una raqueta ligera con el peso orientado hacia una cabeza grande es una raqueta de pura potencia. Sin embargo, si tienes un físico adecuado que te permita manejar con comodidad una raqueta pesada y la técnica necesaria para golpear correctamente, vas a darte cuenta que puedes generar mucha más fuerza con una raqueta pesada. Recuerda que la segunda ley de Newton expresa que la potencia es igual a la masa por la aceleración; a mayor masa, mayor potencia.

Swingweight

Por último, es interesante abordar el concepto de swingweight, que es un atributo que muchas veces vemos reflejado en las especificaciones de una raqueta pero que no tenemos muy claro lo que significa. Su traducción literal es algo así como el peso del balanceo; es el esfuerzo que necesitamos para mover la raqueta en círculos, que es el patrón de movimiento que suelen tener en común la mayoría de los golpes en tenis. Un swingweight alto, por tanto, implica menor maniobrabilidad, mientras que un swingweight bajo, conlleva un mejor manejo de la raqueta.