El valor del deporte

Blog del Diario AS sobre el negocio que hay detrás del gran espectáculo de masas en el que se ha convertido el deporte.

Autor: Gonzalo Jiménez Illana
POR
Gonzalo Jiménez

El valor del deporte

Las cifras de Messi, las cifras de quien es "Més que un futbolista"

El mejor ejemplo de "cuando lo caro sale barato", el Barça ha contado con el mejor activo del mundo del fútbol dentro y fuera del campo durante más de una década y no se le puede culpar de las malas gestiones de los dirigentes del club.

Las cifras de Messi, las cifras de quien es "Més que un futbolista"

Esta semana la arrancábamos con la noticia del gran contrato de Leo Messi, "el contrato faraónico de Leo Messi que arruina al Barcelona" titulaban los periódicos que lanzaban la información. En estos días ha existido mucho revuelo alrededor de esta noticia y contrato y no es para menos, puesto que cuenta con importantes implicaciones deportivas, económicas y legales.

En "El valor del deporte", nos centramos en los aspectos económicos y legales de la industria sin centrar el foco en los aspectos deportivos, pero en esta ocasión resulta imposible evitarlos, ya que no lo olvidemos, por mucho que hablemos del FairPlay financiero, de la solvencia de los clubes etc, el principal objeto de un club es y debe ser el éxito deportivo en sí. Bajo esta premisa, no existe inversión más rentable que Leo Messi, un jugador de la cantera que llega sin coste de fichaje y que aterriza en el primer equipo del Barça cuando la entidad cuenta con una Copa de Europa y cuyo mayor recurso en el continente, era achacar las de su máximo rival al franquismo.

Leo Messi ha ganado con el F. C Barcelona 4 Copas de Europa, 10 Ligas y 6 Copas del Rey entre otros títulos. El argentino ha puesto al Barça en el mapa de los grandes equipos del mundo con sus 650 goles y si comparamos su sueldo con el de casi cualquier otro jugador (todos tendremos nombres importantes en la cabeza) de cualquier nivel y lo relacionamos con su rendimiento y productividad va a resultar barato.

Dicho esto, 555.237.619 euros en cuatro años, unos 138 millones por temporada es impactante. Hace exactamente un año, el diario que publicaba esta información hacía un listado de los futbolistas mejor pagados encabezados por el argentino y seguido por Cristiano Ronaldo y Neymar, pero publicando unas cifras cercanas a los 100 millones, 54 millones y 37 millones. Estas nuevas revelaciones pueden tener un impacto en las futuras negociaciones con otros futbolistas muy significativas y crearan revuelo en el vestuario culé, que ha tenido que debido a la situación epidemiológica que reducirse sus salarios. Ronald Koeman ha tenido que pronunciarse al respecto afirmando que "hay mala intención, de hacer daño. Para nosotros es importante estar unidos y concentrados en nuestro trabajo. Hay que dejar aparte las cosas que se publican, pero es complicado."

Este contrato es firmado en noviembre de 2017, recordemos el mismo año en el que Neymar hacía las maletas rumbo a París. Considero que esta situación es especialmente relevante ante el temor de la directiva de poder perder a sus emblemas frente al dinero de los famosos "clubes estado". Este temor se ve reflejado en el contrato ya no solo en las cantidades establecidas como sueldo fijo o variable, sino en las primas de 115.225.000 euros por renovación y 77.929.955 euros por fidelidad.

Lo cierto es que esta noticia no podía llegar en peor momento, tan solo una semana después de que se conociera que la deuda neta del club se ha duplicado en una única temporada (evidentemente propiciada por la pandemia, pero sin eximir responsabilidades de los dirigentes del club), hasta los 488 millones. Rummenigge, presidente del Bayern de Munich, afirmaba a este respecto, "leí sobre las deudas del Barcelona mientras desayunaba y casi me atraganto. Si el Bayern tuviese esa deuda no podría dormir tranquilo. Pero no creo que vaya a pasar nada."

En cualquier caso culpar a Messi de la situación del Barça resulta tremendamente injusto y en esta línea hablaba Javier Tebas sobre la cuestión,"La delicada situación financiera del Barcelona no es culpa de Messi, sino del efecto devastador del COVID. Sin pandemia, los ingresos generados por el mejor de la historia soportan ese gasto."

Desde el punto de vista legal nos encontramos varios elementos para analizar, en primer lugar, el contrato en sí, en el que no dejan de llamarnos la atención cláusulas de índole "política" y difícilmente controlables, como que exista el deber de "realizar los máximos esfuerzos para integrase en la sociedad catalana, respetando y asumiendo los valores culturales de la misma, comprometiéndose especialmente en el aprendizaje de la lengua catalana, vehículo fundamental para esta integración", o que se contemplase la posibilidad de quedar liberado si el club pasase a disputar una Liga formada exclusivamente por clubs catalanes.

En segundo lugar, tanto el jugador como el club han anunciado que emprenderán acciones legales contra el medio que publicaba esta información. Esta es una afirmación más basada en la impotencia que en una base legal firme, ya que este medio se acogerá al secreto profesional y a mantener su fuente en secreto y respecto al contenido de la misma es fácilmente argumentable que la información es veraz y como afirma el medio de "interés público" por la relevancia y notoriedad de su protagonista. En cuanto a quien lo haya filtrado resulta complicado probar quien ha sido, aún siendo pocos los que conocían del mismo y cuando se afirma que los abogados del jugador demandaran a Bartomeu, Tusquets y Grau, no deja de ser una afirmación arbitraria ya que la información actual no parece ofrecer ningún indicio de cual ha sido el origen de la información. Lo que como especialista en derecho deportivo nos llama la atención, es como se ha escuchado, la ausencia de una cláusula de confidencialidad en el contrato, desconociendo si esta circunstancia es cierta, en caso de serlo es realmente extraño ya que es una clausula estándar incluida en contratos de una notable menor relevancia.

Por supuesto esta cuestión ha saltado a la campaña electoral y los dos principales candidatos Joan Laporta y Victor Font se han pronunciado a favor del 10 del Barça condenando la filtración y afirmando que Messi genera más de lo que cobra y su intención de retenerle más allá de que finalice su actual contrato.