El mundo de Roncero

El Madrid es mi razón de ser y la de millones de aficionados en todo el mundo. Cargamos una mochila maravillosa con 13 Copas de Europa y 33 Ligas. La vida sigue siendo blanca y bella...

Autor: Tomás Roncero

EL MUNDO DE RONCERO

El día que Camacho se comió a Cruyff

Se cumplen 45 años de un Clásico que se llevó el Real Madrid pero que pasó a la historia por cómo un chico de 19 años fue capaz de secar al que, en ese momento, era el mejor del mundo.

El día que Camacho se comió a Cruyff

José Antonio Camacho tenía solo 19 años y justo llevaba 19 partidos jugados con el primer equipo del Real Madrid. Miljan Miljanic, consciente de la progresión imparable de ese chico melenudo de Cieza que mordía en defensa, decidió ponerle como titular en el Clásico jugado en el Bernabéu el 5 de enero de 1975, hace justo 45 años. Las instrucciones del entrenador balcánico fueron muy claras: “Chaval, tienes que seguir a Cruyff vaya donde vaya, incluso al baño si es preciso”.

Camacho, que ya por entonces tenía una personalidad y una fuerza arrolladora, no se arrugó con la empresa encomendada a pesar de que en la temporada anterior el holandés lideró aquel 0-5 sonado en el Bernabéu que todavía se recuerda con nostalgia en Barcelona. El madridismo pedía revancha y la obtuvo sin una concesión al gran rival. Un gol de Roberto Martínez, antes del descanso, bastó porque los blancos lograron dejar esta vez su portería imbatida.

El Real Madrid jugó con Miguel Ángel; Camacho, Benito, Del Bosque, Rubiñán; Breitner, Netzer, Velázquez; Aguilar, Santillana y Roberto Martínez.
 El marcaje de Camacho a Cruyff (Johan tenía 28 años en ese momento) fue severo pero limpio. El murciano estuvo rápido y anticipativo. Por si fuera poco, Benito fue a las ayudas. Cruyff apenas la tocó...