Competición
  • Clasificación Eurocopa

La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Domina los golpes de aproximación y toma la iniciativa

Conoce las principales ventajas que te ofrecen los golpes de approach y abruma a tu contrincante con una auténtica exhibición de tenis ofensivo.

Federer approach Wimbledon

Cuando jugamos al tenis, la sensación de tener al oponente a nuestra merced es sencillamente genial. El hecho de sentir que tus golpes hacen daño y verte capaz de ganar los puntos por tu buen hacer supone una notable inyección de confianza.

Así pues, los golpes de aproximación (approach en inglés) conforman una buena baza a la hora de plantear una estrategia ofensiva. De esta forma, a continuación, vamos a ver conceptos e ideas que nos van a ayudar a familiarizarnos con ello.

¿Qué es un golpe de aproximación?

Empecemos por aclarar lo que es un golpe de aproximación, ya que muchos de nosotros puede no tener claro en qué consiste exactamente.

Un golpe de approach es un golpe de transición que se realiza con la intención de asaltar la red en una situación ventajosa. Por eso, no existe un sólo tipo de golpe de aproximación, sino que, dependiendo de la altura, la potencia y el efecto con que nos llegue la bola, golpearemos de una determinada manera.

Es conveniente que nuestro golpe de aproximación venga precedido de un buen tiro desde la línea de fondo que incomode sensiblemente a nuestro adversario.

Factores a tener en cuenta

A la hora de ejecutar un approach necesitaremos atender a algunos factores que nos ayuden a incrementar nuestras probabilidades de éxito.

  • Cuando identificamos y conocemos los puntos débiles de nuestro rival, debemos explotar esa ventaja y orientar nuestro golpe de aproximación hacia su debilidad. De esta forma, la respuesta del contrario no será tan contundente y será más sencillo concluir el punto en la red.
  • Así como las debilidades del contrincante cuentan, nuestras fortalezas también. Elige siempre el tiro con el que te sientas más cómodo, ya que un error en esa posición puede dejarte completamente vendido y convertirte en carne de passing shot.
  • Es también crucial tener bien localizada la posición en pista de nuestro adversario. Si nuestro rival está desplazado y tenemos la pista abierta, es mejor cambiar la dirección, aunque sea la zona de su mejor golpe, ya que ejecutar un tiro en carrera siempre es mucho más complejo que golpear bien colocado.
  • La velocidad de tu rival también influye. Un jugador muy veloz que se encuentra fuera de posición, arrancará a toda velocidad en dirección a la zona abierta de la pista para tratar de cubrirla y jugar un ganador en carrera. En ese caso, debemos estar atentos y finos para no tirarle hacia la zona abierta, sino insistir al mismo sitio y buscar el contrapié.

Varía tus golpes

Si no tienes una forma de golpear que destaque notablemente sobre las demás, prueba a intercalar golpes largos con golpes cortos, liftados con cortados y planos. De esta manera, tu rival no sabrá a lo que atenerse cada vez que cabalgues hacia la red.

Errores típicos

A pesar de que el golpe de approach puede ser muy eficaz, cualquier mínimo error puede dejarnos en una situación muy vulnerable.

  • Si nos precipitamos e intentamos jugar un golpe de aproximación cuando no toca, puede ser que nos sorprendan con un buen tiro. Debemos tener paciencia y estar seguros de que nuestra transición hacia la red se produce en una clara posición de ventaja.
  • Puede suceder que, después de un buen golpe de approach, no midamos bien la distancia con la red. Es un delicado equilibrio que debemos aprender a manejar, porque muchas veces no queremos aproximarnos demasiado para evitar que un globo nos pase por encima, pero si nos quedamos demasiado lejos, nos convertiremos en un blanco fácil.
  • Si estamos timoratos a la hora de realizar un approach, lo más probable es que nuestro golpe sea inocuo y nos destrocen con un golpe ganador. Por eso, es importante subir con confianza y tener una lectura muy clara del punto.