Competición
  • Tour Francia
  • Copa de África

Planeta EBike

"El nuevo deporte de la bicicleta eléctrica"

Autor: Raúl Romojaro

PLANETA E-BIKE

Merida E-volution Experience, una original forma de disfrutar de tu ebike

El próximo septiembre se celebrará en El Espinar (Segovia) un evento de estrategia y orientación para bicicletas eléctricas.

Merida E-volution Experience, una original forma de disfrutar de tu ebike

Las pruebas y eventos específicos para las ebikes comienzan a proliferar. Es lo lógico y previsible, el fenómeno de su expansión imparable no pasa desparecido para los organizadores, algunos comienzan a admitir bicicletas eléctricas junto a las musculares y otros van un paso más allá y proponen actividades específicas y exclusivas para las pedelec. Es el caso de la Merida E-volution Experience que se disputará los días 28 y 29 del próximo mes de septiembre en Los Ángeles de San Rafael, en la localidad segoviana de El Espinar, a unos 45 minutos por carretera del centro de Madrid.

Se trata de un formato distante de la competición de velocidad clásica, con muchos alicientes para los participantes puesto que priman la regularidad, estrategia y orientación. Conozco su planteamiento puesto que tuve la oportunidad de participar en otra muy similar, incluso en la misma ubicación, que hace un par de años convocó Bultaco con sus hoy extintas Brinco. De hecho, los organizadores de Nimbus Eventos Deportivos son los mismos de entonces, sólo que ahora la prueba está promocionada por Merida y su gama de ebikes.

La Merida E-volution Experience se basa en el seguimiento, en cada una de las dos jornadas previstas, de un track de GPS facilitado por la organización, que los participantes deberán completar lo más fielmente posible después de ponerse en marcha de dos en dos y separados por un margen de dos minutos. La clave del asunto reside en seguir el recorrido por caminos y senderos para llegar a los puntos de control secretos en el minuto marcado, evitando extravíos que lleven a perder tiempo y gestionando la carga de la batería para no verse penalizado en caso de agotarse.

Por mi experiencia previa, alcanzar este objetivo no resulta demasiado complicado. Los recorridos oscilan entre los 30 y 50 kilómetros, sin excesivas dificultades técnicas y con la mayor exigencia de seguir fielmente la línea que marca el navegador. Por ello correr más de la cuenta puede suponer la pérdida del track y, con ello, de tiempo, energía y esfuerzo. En condiciones normales lo que determina la clasificación de la prueba son las especiales cronometradas individuales que se disputan al final de cada una de las dos jornadas.

Todos aquéllos que lleguen a este punto sin penalizaciones en los controles de paso se jugarán su posición, entonces ya sí, intentando completar un circuito cerrado en el menor tiempo posible. Es así como conservar energía en la batería de la ebike tendrá una trascendencia evidente en los resultados, puesto que será el momento de exprimirla a tope buscando el mejor registro en ese tramo cronometrado.

Sin embargo, más allá de la clasificación (aunque por supuesto los más competitivos encontrarán en ella la salsa del evento) los alicientes de la Merida E-volution Experience diría que se encuentran en descubrir bellos parajes, planificar una estrategia acertada, disfrutar de la compañía de otros ciclistas y pasar un gran fin de semana que, además, aporta otros ingredientes para la diversión, como una barbacoa y un concierto del rock en la noche del sábado.

Sin duda se trata de una forma diferente y divertida de practicar ciclismo de montaña con la ebike, con el desafío añadido de la navegación y en un entorno ideal para el desarrollo de un evento de este estilo. Las inscripciones, en un número limitado, ya están abiertas en tres formatos diferentes especificados en la web de la Merida E-volution Experience y con precios desde 60 euros para una jornada (sábado o domingo) y 100 euros para ambas. Yo, desde luego, voy a empezar a prepararme para intentar vivir la experiencia de nuevo…