Competición
  • Tour Francia
  • Champions League
  • Europa League
Champions League
Viktoria Plzen Viktoria Plzen VIK

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

Saburtalo Saburtalo SAB

-

D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

TNS TNS TNS

-

Copenhague Copenhague CPN

-

PSV PSV PSV

-

Basilea Basilea BSL

-

Sutjeska Sutjeska SUT

-

APOEL APOEL APO

-

Europa League
Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

Lincoln Red Imps Lincoln Red Imps LRI

-

HB Torshavn HB Torshavn HBT

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

Shkendija Shkendija SKE

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Sta. Coloma Sta. Coloma SANT

-

FC Astana FC Astana AST

-

Tre Penne Tre Penne TRE

-

Suduva Suduva SUD

-

Estados Unidos tuvo miedo a España

Pasó miedo. Estados Unidos pasó miedo ante España. La gigante del fútbol mundial, la gran favorita para revalidar el título, la selección que todo el mundo quiere evitar, pasó mucho miedo. España logró asustar a las americanas que llegaban como si el partido ya estuviese ganado y se encontraron con una Selección que supo jugarles de tú a tú, algo que no se esperaban. Después del encuentro, las estadounidenses felicitaron a las jugadoras de La Roja. Normal. Porque la Selección salió sin miedo y consiguió asustar a la número uno del mundo. El gol de Rapinoe hizo que las estadounidenses se relajaran y eso lo aprovechó La Roja. El gol de Jenni Hermoso les dejó noqueadas y sin ideas. No se esperaban que España les plantase cara, menos que les empatase el partido. Y les entró el miedo en el cuerpo.

Estados Unidos no pareció nunca Estados Unidos. Más por mérito de La Roja que por demérito de las americanas, que jugaron a lo de siempre. La garra y la intensidad española les dejó sin aliento y empezaron las imprecisiones. Las americanas no sabían qué hacer para ganarles y sólo desde los once metros superaron a Sandra Paños. El mejor ataque del Mundial no pudo con la defensa española. Las de Jill Ellis siguen siendo las favoritas y el duelo en cuartos ante Francia será una final anticipada. Sin duda, las dos mejores selecciones que se han visto hasta ahora. Estados Unidos aprendió ante España que no hay rival pequeño en un Mundial y ante las galas habrá menos relajación. Las estadounidenses siguen con su discurso de que son las mejores del mundo, aunque ante España no lo parecieron.