Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

¿Juegas en tierra batida? Ten muy presentes estas 6 claves

Real Club Recreativo de Tenis Huelva 1889

Consideraciones fundamentales que debes tener en cuenta si quieres que tu juego sea realmente efectivo sobre la superficie más lenta del tenis.

Normalmente, nuestro estilo de juego determina la forma en la que nos vamos a desenvolver en una pista de tenis. Por eso, en función de ello, siempre nos adaptamos mejor a unas superficies que a otras.

Cada tipo de pista requiere de una estrategia determinada para tener mayor garantía de éxito. Hoy, vamos a desglosar los aspectos más importantes que debemos considerar a la hora de jugar en una pista de tierra batida, la superficie más lenta que podemos encontrarnos.

Características generales

Existen pistas de arcilla roja y de arcilla verde (Har-Tru). Aunque existen ligeras diferencias entre ambas (la arcilla verde es un poco más rápida), la mayoría de sus características son similares. En cualquier caso, vamos a centrarnos en la tierra roja, que es la que encontramos con mayor frecuencia en España e Iberoamérica.

Green Clay (Har Tru)

Pista de tierra verde

Las condiciones de las pistas de tierra, al igual que las de hierba natural, son muy cambiantes. La humedad, la temperatura o el uso de la pista va a determinar la velocidad y el bote de la bola. No obstante, las principales características de la arcilla son: velocidad lenta, bote alto e irregular y posibilidad de deslizamiento.

Movimientos

El hecho de que las pistas de tierra nos permitan deslizar, es motivo para aprovechar al máximo esa peculiaridad y que pongamos en práctica la secuencia "me deslizo, golpeo y recupero el centro ". Es muy importante que podamos movernos con agilidad y destreza en todas direcciones, manteniendo el equilibrio durante la ejecución del golpe.

Físico

Para disputar un partido sobre tierra batida, es crucial que tengamos un buen físico, ya que aquí los puntos no suelen resolverse en intercambios cortos. Por eso, es fundamental que trabajemos frecuentemente con ejercicios aeróbicos, basados en desplazamientos y movimientos con raqueta que luego tendremos que reproducir cuando juguemos.

Trabaja los puntos

Si tu estilo de juego está basado en ejecutar golpes planos con fuerza, desde arriba hacia abajo, probablemente tengas éxito en superficies rápidas. Sin embargo, en tierra es difícil que funcione.

Recuerda que en este tipo de superficie, el bote es alto e irregular, por lo que el margen de error se reduce y la probabilidad de impactar mal la pelota aumenta. Además, un golpe plano y potente no es tan resolutivo como en pista rápida, por lo que, a la larga, te puede resultar frustrante ver como tu rival devuelve golpes en los que has tomado mucho riesgo, desembocando en un alto número de errores no forzados y en pérdida de confianza en tu tenis.

Por ello, trabaja los puntos desde atrás, tratando de jugar golpes profundos y con mucho top spin, lo que aumentará la seguridad en tu juego. Aprovechando que el bote en tierra es más alto, el efecto liftado hará que tu contrincante golpee en posiciones incómodas y que pierda el centro de la pista.

Servicio

Busca servicios abiertos, en tanto en cuanto te lo permita tu habilidad al saque. Es importante desplazar al rival para encontrar huecos, ya que, como dijimos antes, lograr un golpe ganador en tierra es francamente difícil. El hecho de que tu rival se encuentre fuera de posición te dará la posibilidad de encontrar el winner de manera más sencilla.

Versatilidad

Para jugar en tierra batida, la estrategia es un factor clave. Si quieres ser realmente competitivo, debes estar preparado para jugar buenas dejadas, abrir ángulos, tirar globos precisos y emplear una gran variedad de efectos. De esta manera, conseguirás desgastar física y mentalmente a tu rival, que no sólo se verá obligado a correr de lo lindo, sino que, además, quedará desconcertado ante el despliegue de semejante variedad de recursos.

Así que ya sabes; la próxima vez que vayas a jugar en tierra batida, ármate de paciencia, trabaja los puntos y renuncia al riesgo como piedra angular de tu tenis. Ese será el comienzo de tu éxito en esta superficie.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar